Autos clásicos

Se subastó un Pontiac Firebird Trans Am 1977 en plena pandemia

El convertible pertenecía al fallecido actor hollywoodense Burt Reynolds.

Se subastó un Pontiac Firebird Trans Am 1977 en plena pandemia

Definitivamente la gente está loca. Mientras algunos casi pierden la razón con el encierro obligatorio debido a la pandemia causada por el Coronavirus, otros se entretienen comprando cosas por Internet. En este último caso, navegando por la red podés comprar desde una pizza hasta una pieza de colección, tal como la que verás a continuación.

Hace unos días uno de los Pontiac Firebird Trans Am de Burt Reynolds -quien murió en 2018- fue subastado. Es un modelo 1977 que se constituyó como uno de los emblemas de aquella década.

Seguramente algunos de nuestros lectores no tienen la menor idea de quien es este señor. Estamos hablando de un actor estadounidense que se caracterizó por hacer películas de acción al más puro estilo hollywoodense y que arrancó varios suspiros entre el público.

En los años 70 Reynolds era muy taquillero gracias a su personaje viril y encarador, lo que hizo que sus películas siempre fueran un éxito. Por ejemplo, la trilogía denominada "Smokey and the Bandit", film que podemos considerar como uno de los primeros enfocados a un producto específico, que era precisamente un Pontiac Firebird Trans Am.

Si no sabías quien era Reynolds tampoco habrás visto la serie de películas a la que hago referencia, siendo la primera una cita obligada para entender el apego que tuvieron los productores y directores de la meca del cine por crear películas con mucha ruta y caminos de por medio y en los que buena parte de la acción se llevaba a cabo a bordo de autos a toda velocidad.

Bueno, uno de esos autos estelares es el que se acaba de vender por USD 171.000, nada menos.

El auto de Reynolds

Mucha de la historia de este Pontiac está ligada a Reynolds, ya que fue de su propiedad hasta unos pocos años antes de su muerte. Lo conservó en su estado original y, según la información de la casa de subastas, el propio Reynolds lo envió a Murphy´s Body Paint en Florida para actualizar su diseño. Allí le dieron un baño de pintura, renovaron toda la decoración dorada -consta de franjas en el contorno del vehículo y también de una enorme ave en el capot, llamada Firebird pero conocida popularmente como “Screaming Chicken”- y además se le agregó la palabra “Bandit” en la puerta del conductor. Cuando terminaron con el trabajo, su propietario estampó su firma en el baúl y en el tablero y lo vendió en 2015. Cinco años después volvió a estar disponible para la venta.

¿Qué tiene de especial?

Simple: su propietario original. Reynolds declaraba airadamente que Pontiac le debería regalar un Firebird Trans Am nuevo cada año, ya que debido al estreno de "Smokey and the Bandit" las ventas del modelo subieron un 70%, número que no hay forma de comprobar verídicamente. Quizás, solo se trató de una simple afirmación del actor.

Hoy el vehículo registra unos 144.000 kilómetros en el odómetro, de los cuales un poco menos de 500 fueron recorridos por el comprador que lo adquirió en 2015.

El Pontiac cuenta con un kit de equipamiento especial, denominado Y82, que incluye -además de todos los vivos dorados- unas llantas de aleación doradas de 15 pulgadas y un cuadro de instrumentos renovado, con un material dorado cuyo aspecto se asemeja al aluminio cepillado y con instrumentos específicos, como el velocímetro de 160 km/h y un tacómetro analógico de 6 mil RPM, el cual mide la velocidad de giro del V8 de 6.6 L, que entrega una potencia bastante discreta para su descomunal tamaño, debido a sus apenas 200 CV y torque de 441 Nm. Irónicamente, hoy una minivan ofrece esas cifras de potencia y hasta más.

Esta factura nos muestra que Reynolds pagó por el auto nuevo USD 8.082,66. Sucedió en 1977.

La venta del vehículo por subasta incluye un sombrero y una campera, ambas firmadas por el actor, además de una buena cantidad de material fotográfico que certifica la autenticidad de sus firmas, tanto del vehículo como de los demás artículos -ver video adjunto-.

"Smokey and the Bandit" ¿Qué nos deja esa película?

Solo sirve para pasar el rato. Tiene muchas escenas malas y una trama gastada, en la que se sospecha que un cargamento de cerveza “Coors”, que es transportado entre varios estados y condados de EE.UU., podría ser de contrabando pero que en el fondo no lo es. 

Gran parte de la película se desarrolla entre persecuciones, en las cuales Bandit distrae a la policía para que el cargamento circule libremente. Evidentemente, los guardianes del orden siempre quedan en el mayor de los ridículos.

Volviendo a la trama, la gran comunidad de camioneros que van por la ruta se enteran del plan de Bandit y lo ayudan constantemente, utilizando radios de Banda Ciudadana (CB) para comunicarse, artefactos muy emblemáticos y populares en los años setenta.

También aparece "Carrie Frog", interpretada por Sally Field y que se une a Bandit para huir de su desagradable novio. Otro aspecto clásico de la pelicula es su gran tema musical, llamado "East Bound and Down" e interpretado por Jerry Reed, que hoy ha pasado a ser un clásico de la musica country estadounidense.

¿Hubieses pagado más de USD 171.000 por un Trans Am 1977? ¡Contanos!

Pontiac Firebird Trans Am 1977 de Burt Reynolds

Alejandro Konstantonis recomienda

Contanos que opinas