Vendé tu auto
Autos ecológicos

Carga bidireccional: Ahorro ecológico en cuatro ruedas

Esta tecnología aprovechada por Audi contribuye al cuidado del medio ambiente y al mismo tiempo al bolsillo del dueño o dueña del vehículo.

Carga bidireccional: Ahorro ecológico en cuatro ruedas

Con el objetivo de aumentar la contribución ecológica por parte de los autos eléctricos, Audi está desarrollando un sistema de carga sumamente novedoso con el que busca utilizar el excedente de energía que genera el vehículo para emplearla en el hogar donde está estacionado.

Durante el primer semestre de 2020, las energías renovables contribuyeron por primera vez con más del 50% de la electricidad generada en Alemania. Sin embargo, el aumento de este porcentaje también fue acompañado por un problema en la energía solar y eólica: la generación de la electricidad no es siempre constante. Claro, pasa que en los días soleados o en los que se presentan vientos fuertes no se cuenta con la capacidad suficiente para almacenar tanta energía, por lo que la red eléctrica no la puede utilizar. Algo similar está sucediendo a medida que aumenta el número de vehículos eléctricos en circulación, lo que genera que crezca la cantidad de unidades móviles de almacenamiento de energía. Esto ofrece un gran potencial, pero siempre y cuando la capacidad de almacenamiento pueda ser utilizada de forma efectiva.

El trabajo de Audi

En medio de una industria automotriz cada día más volcada a los desarrollos ecológicos, Audi y el Grupo Hager unieron fuerzas con el objetivo de investigar y desarrollar una solución que permita obtener ventajas económicas y ofrecer una mayor seguridad en cuanto al suministro: la carga bidireccional. Solo para tener una idea de la capacidad de energía de un auto eléctrico, se puede decir que la batería de un Audi e-tron puede abastecer de electricidad a una vivienda de forma independiente durante aproximadamente una semana.

Con los avances llevados a cabo, Audi busca aprovechar al máximo el potencial de esta tecnología, de manera que el auto eléctrico pase a formar parte de la transición energética como un dispositivo de almacenamiento de energía sobre cuatro ruedas.

El auto eléctrico como unidad flexible de almacenamiento de energía

La idea es tan simple como ingeniosa: la batería de alta tensión del vehículo eléctrico no solo se carga en casa, sino que también puede suministrar energía a la vivienda como un medio descentralizado de almacenamiento de energía. Si su dueño o dueña cuenta con una instalación de paneles fotovoltaica, durante el día el vehículo eléctrico sirve como medio de almacenamiento temporal de energía verde. Cuando el sol deja de brillar, puede suministrar la energía almacenada en su batería a la casa.

Esta carga bidireccional en el domicilio, también conocida como V2H (Vehicle to home), cuenta con el potencial para ofrecer a los habitantes de la vivienda una importante reducción de costos de electricidad, además de aumentar la estabilidad de la red de suministro eléctrico. 

Los desarrollos no terminan acá, ya que se está trabajando para buscar que la utilización de una unidad de almacenamiento en el hogar pueda lograr una independencia energética casi completa, así como posicionarse en el lugar de reemplazante de la energía del hogar en caso de que se produzca un corte en el suministro.

¿Te gustaría contar con este novedoso sistema de Audi? ¡Contanos!

Luis Hernández del Arco recomienda

Contanos que opinas