Autos clásicos

Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation, el primero de James Bond

La casa británica recupera el vehículo primigenio del Agente 007 repleto de artilugios con una edición exclusiva de solo 25 unidades.

Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation, el primero de James Bond

Después de varias semanas de un minucioso trabajo, los ingenieros y técnicos de Aston Martin culminaron la primera de las 25 unidades del DB5 Goldfinger Continuation, el auto reconocido por su aparición en las películas de James Bond y cuyo proyecto de construcción de dio a conocer a finales de 2018. A un año y medio de aquel anuncio, la primera unidad salió a la luz.

Al ser catalogado como uno de los coches más bellos de la historia, el Aston Martin DB5 se volvió sumamente deseado por los coleccionistas. Entre 1963 y 1965 se construyeron cerca de 900 unidades, que tuvieron en su "dueño" más destacado al propio James Bond, que lo manejó por primera vez en la película Goldfinger de 1964.

Así es el Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation

A 55 años de que el último DB5 nuevo saliera de la línea de producción de la planta de Buckinghamshire, el vehículo está de regreso con una edición limitada que se distingue por los artilugios típicos del agente 007. Creado en asociación con la casa productora Bond EON Productions, los DB5 Goldfinger Continuation recrean estética y funcionalmente al auto que hizo su aparición en la primera película de James Bond, por lo que incluye una variedad de dispositivos funcionales creados por el supervisor de efectos especiales de la película Bond, Chris Corbould OBE.

Además de poseer el mismo tono de pintura, cada unidad cuenta con un sistema de cortina de humo, esparcimiento de aceite, placas giratorias, una ametralladora simulada, escudo antibalas, cortador de neumáticos simulado y un panel de techo del asiento del pasajero extraíble.

Adentro, este auto de película contiene un mapa rastreador de pantalla de radar, teléfono en la puerta del conductor, botón accionador de la palanca de cambios, armas ocultas debajo del asiento y control remoto para la activación de gadgets.

Debajo del capot presenta un motor de seis cilindros y cuatro litros, que eroga 290 CV por medio de una transmisión manual de cinco relaciones. Además, para el ensamble de este auto trabajaron decenas de artesanos, técnicos, ingenieros de desarrollo y diseñadores de Aston Martin, junto a un conjunto de proveedores de todo el mundo, sumando así un gran equipo que debió asegurarse de que cada nuevo DB5 coincida con las aspiraciones de su dueño.

Cada unidad del Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation vale USD 3.4 millones. 

Si tuvieras la plata, ¿te lo comprarías? ¿Lo vale? ¡Contanos!

Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas