Novedades

Rolls-Royce cambia su imagen para atraer nuevos clientes

El nuevo estilo de la marca británica se enmarca en la estrategia de consolidar su imagen como marca de lujo de una clientela joven.

Rolls-Royce cambia su imagen para atraer nuevos clientes

Rolls-Royce está inmerso en una estrategia que tiene como fin acceder a un nuevo tipo de clientes, más jóvenes y modernos, por lo que está realizando un proceso de cambio con el que planea pasar de ser una fábrica de autos lujosa a directamente una "Casa de Lujo". Como parte de ello, hoy nos muestra su nueva identidad de marca.

La firma británica explica las razones de este proyecto en los cambios que exprimentó en los últimos años, con una gama de cinco modelos y la introducción del Black Badge, el alter ego de la marca, lo que permitió rebajar la edad de los clientes a un promedio de 43 años. Y es así que la renovada identidad fue diseñada para atraer a esta nueva demografía de clientes y todo lo que representan en el mundo físico y digital.

Los cambios

El CEO de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös, comenta que “nunca hubo un momento más importante para que el lenguaje visual refleje nuestra posición como la marca de lujo líder en el mundo. Nos hemos embarcado en un viaje fascinante de modernización de nuestra identidad para hacernos eco de los cambios observados en nuestros clientes, su estilo de vida y el mundo de primer nivel que los rodea".

Uno de los elementos característicos de la firma, el Espíritu del Éxtasis, adquirirá un mayor protagonismo en la identidad de marca. Si bien la escultura permanece sin cambios, se convierte ahora en una ilustración que, cuando se representa en forma bidimensional, su dirección varió de izquierda a derecha.

En cuanto a los colores, se buscó una paleta más expresiva y lujosa, que atrajera tanto a clientes masculinos como femeninos. Es así como se eligieron tonos púrpura que, dice la marca, siempre significaron riqueza y poder. No está solo, ya que para complementarlo se eligió un oro rosa metálico. Y, en el caso de la gama Black Badge, ahora los modelos están salpicados por ráfagas de colores. Por último, la insignia doble 'R' permanecerá sin cambios debido a su fuerte posicionamiento como marca de lujo

¿Te gustan estos cambios en la identidad de Rolls-Royce? ¿Te hubiese gustado otra cosa? ¡Contanos!

Marcelo Palomino recomienda

Contanos que opinas