Vendé tu auto
Tuning

¿Querés ver otra F-100 tuneada? Mirá este trabajo de Ringbrothers

Hace unos días te mostramos una modelo 56. Esta es un poquito más vieja, pero igual de bella.

¿Querés ver otra F-100 tuneada? Mirá este trabajo de Ringbrothers

De los cientos de talleres dedicados a la restauración y personalización de vehículos clásicos que existen en Estados Unidos, hay uno que se destaca por el excelente trabajo que realiza en cada uno de sus proyectos: Ringbrothers. Ubicado en Spring Green, Wisconsin, este preparador yanqui siempre genera proyectos espectaculares en los que siempre se conjuga una apariencia impecable y única con un rendimiento de gran calidad.

Entre los tantos musclecars y pick-ups que tuneó Ringbrothers, vale mencionar a la camioneta Ford F-100 1954, que por todo lo que tiene podría ser llamado el vehículo perfecto. Igualmente, antes de verla me gustaría que conozcas a la F-100 modelo 1956 que otro preparador estadounidense modificó, para que después me cuentes con cuál de las dos te quedás.

Ford F-100 1954 by Ringbrothers: Características principales

Denominada Clem 101, la pick-up mezcla de manera impecable la apariencia de un vehículo clásico con el rendimiento de uno moderno. Es que en la mayoría de los vehículos que restaura, Ringbrothers los construye casi desde cero, por lo que la relación entre ambas eras termina siendo perfecta.

La Clem 101 fue trabajada en la carrocería, pintada en color verde militar, al ensanchar los guardabarros y decorar con madera la caja de carga, mientras que se amplió la distancia entre ejes (gracias a que el chasis es de un Ford Crown Victoria) y se incluyeron llantas de estilo vintage -19'' adelante y 20'' atrás-.

Ford F-100 1954 by Ringbrothers: Interior y rendimiento

El interior de la pick-up resulta igual de impresionante que el exterior. Aunque a simple vista todo se ve similar al vehículo original, cuenta con algunas modificaciones dignas de los tiempos actuales, como por ejemplo el sistema de audio y el aire acondicionado.

Donde también se destaca el Clem 101 es en el rendimiento, gracias a:

  • Motor Coyote V8 de 5.0 L productor de 415 CV.
  • Caja automática de cuatro relaciones.
  • Suspensión de cuatro brazos.
  • Barras estabilizadoras.
  • Frenos de discos de seis pistones en las cuatro ruedas.  

¿El precio de esta Ford F-100? Se desconoce, pero lo más probable es que al menos cueste 200.000 dólares. Sin dudas, es un proyecto digno de admirar y que inspirará a varios otros preparadores. 

¿Te gusta cómo quedó esta F-100 de 1954? ¿Cuál preferís, esta o la de 1956? ¡Dejanos tu elección en los comentarios!

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas