Novedades

Ford Crown Victoria, un bosquejo de cómo sería hoy

Un artista se animó a imaginar cómo se vería este famoso modelo de existir hoy.

Ford Crown Victoria, un bosquejo de cómo sería hoy

El Crown Victoria fue un éxitoso sedán familiar en Estados Unidos por allá de los años 60 que sobrevivió hasta pasado el nuevo milenio. Este famoso modelo comenzó a fabricarse en el año de 1955 como una coupé, y diez años mas tarde se decidió cambiar la configuración de la carrocería a sedán que hasta el 2008, permaneció vigente dentro del catálogo de productos de la firma del óvalo. 

De 2008 a 2011 se siguió llevando a líneas de producción, pero únicamente se vendería como coche para la policía, taxis y vehículos de renta, con gran aceptación no solo en Estados Unidos, sino también en el mercado canadiense. 

Bajo el capó albergaba un potente V8 que enviaba el torque a la parte posterior del auto compartiendo plataforma con el Lincoln Town Car, así como con el Ford Mustang. Se dejó de fabricar debido a la nueva legislación estadounidense que solicitaba de forma obligatoria que los autos tuvieran de serie ESP, entonces Ford, en vez de equiparlo con esta tecnología, decidió eliminarlo de su gama de productos y darle paso al Tauro.

¿Cómo se vería si estuviera vigente?

Revivir al Crown Victoria no se encuentra dentro de los planes a futuro de la marca, el artista Karan Adivi ha creado una interpretación moderna de lo que sería si este ejemplar continuara con vida.

Tenemos un frontal agresivo con faros en forma de C, un prominente capó que le da un ligero aire al del actual Chevrolet Corvette y una parrilla de gran tamaño. En el costado se nota una estructura con líneas firmes, haciéndolo ver mucho más musculoso que sus antecesores, combinando de forma correcta con el juego de ruedas de aspecto futurista.

Por otro lado, pareciera que los espejos laterales son un mero adorno, dejándonos entre ver que este vehículo ya cuenta con sistemas de visión por medio de cámaras que se podrán observar desde el interior, aunque eso es plenamente conjetural, ya que el render solamente llega hacia afuera.

La parte trasera está inspirada en la del Shelby Daytona coupé de 1964, en donde la carrocería va desde el parabrisas hasta la simulación de ese alerón que termina en el área del baúl (o donde se supondría que estaría el baúl). En la parte baja tenemos un difusor deportivo que complementa todo ese aspecto rudo que posee en frontal y laterales.

Muy difícilmente estaríamos viendo un auto de estos en la actualidad, ya que la carta fuerte de las marcas al parecer se ha centrado en la creación de diferentes tipos de SUVs, más codiciadas por los actuales patrones de consumo.

 

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinás? Contanos