Vendé tu auto
Test drive

Test nuevo MINI Countryman: pequeño misil SUV

La marca británica actualiza su SUV con retoques de diseño y más equipamiento, sin tocar su excelente calidad de manejo.

Test nuevo MINI Countryman: pequeño misil SUV

En noviembre de 2021 aterrizó en Argentina la renovación de mitad de vida de la segunda generación del MINI Countryman, el único modelo con características de SUV dentro de la gama de la marca, que había sido renovado a nivel mundial a mediados de 2020.

Al ser una actualización, el Countryman se mantiene como el modelo más grande de la marca, con

  • 4.312 mm de largo
  • 1.821 mm de ancho
  • 1.559 mm de alto
  • 2.670 mm de distancia entre ejes
  • 165 mm de despeje al piso
  • 450 litros de baúl

Por supuesto, sigue compartiendo base con el BMW X1 para su construcción, con tracción delantera o la opción de incluir el sistema All4.

A Argentina llega en 3 versiones cuyos precios, equipamientos, fichas técnicas y más podés ver en el Catálogo de Autocosmos

Lo nuevo en el Countryman

La idea de la marca con esta actualización es darle a todos los modelos una imagen corporativa más moderna y alinearlos con elementos similares, pero al ser MINI una marca con un diseño tan distintivo, es difícil meterle mano de manera más profunda.

Respecto de la segunda generación, hay pequeños retoques que le sientan realmente bien, pero que no cambian esa impresión de ser un SUV pequeño y 100% MINI.

Cambios estéticos MINI Countryman

  • Nuevo es el diseño de parrilla frontal más horizontal
  • Luces frontales LED de serie
  • Paragolpes rediseñado con nueva posición pompenieblas y entradas de aira verticales.
  • En la zaga se destacan las luces LED con un nuevo diseño Union Jack de serie
  • Llantas de 17 a 19 pulgadas
  • Nuevas terminaciones en negro brillante.
  • Guardabarros en negro mate
  • Estribos en aluminio

MINI Countryman, novedades del interior

En el habitáculo debutan nuevas opciones de tapizados y terminaciones que generan una mejor apreciación de calidad. En términos de diseño, no se aprecia un cambio mayor en el tablero, pero sí novedades tecnológicas que afectan la estética general. 

Lo más destacado en la nueva pantalla táctil que reemplaza los marcadores tradicionales. Tiene un diseño ovalado, un tamaño de 5" y se aprecia justo por detrás del volante. Si bien la interfaz gráfica es muy correcta y sencilla de leer, nos sorprende que tanta tecnología no permita configurar lo que se ve, salvo una pequeña subpantalla inferior.

También nueva es la pantalla multifunción de 8,8" para el equipo multimedia. Este sistema incluye navegador GPS y una gráfica exquisita, con una resolución de calidad que deja espacio para la mejora. Se puede utilizar la pantalla partida en diferentes proporciones (configurable) para ver más de una información a la vez.

Finalmente hay un nuevo volante y asientos deportivos con cuero. La posición de manejo es súper cómoda y fácil de encontrar. El asiento es bien deportivo y permite ir sentado bien abajo, aunque se puede subir de forma manual. 

Desde esta posición de manejo baja se pueden controlar todos los mandos, y en el caso del sistema multimedia existe un comando central que ayuda a manejarlo todo de manera fácil e sencilla. Uno demora un par de días en acostumbrarse a los menús, pero después se hace todo súper intuitivo, tal como ocurre en BMW.

Lo que se mantiene en el Countryman 2021

Al no cambiar la platafroma, el Countryman sigue siendo en su base el mismo, vamos a repasar esas cualidades.

El espacio interior es muy generoso seguramente gracias a sus 2,67 metros entre los ejes. Atras entran dos adultos con absoluta comodidad, incluso quienes miden más de 1,75m. Se sentarán cómodamente en un asiento blando, podrán meter sus pies debajo de las plazas delanteras, y a menos que el conductor sea un gigante, no enterrarán sus rodillas en ninguna espalda. Y para arriba tendrán suficiente luz para no ir cabeceando.

Tengo más dudas en la plaza central, es no es tan cómoda, es algo elevada y tiene muy poco lugar para poner los pies ya que la consola central termina muy atrás. Entran dos sillas perfectamente ancladas y un tercer niños mudo para que no reclame tanto. Pero cabe. Y en un MINI 👍

Mecánica y comportamento dinámico

Vamos ahora a la mecánica. La versión de entrada del Countryman mantiene el motor de tres cilindros 1.5 Turbo con 136 CV y 220 Nm. Nuestra unidad Countryman S sigue utilizando el cuatro cilindros 2.0 Turbo denominado TwinPower, con 192 caballos y 280 Nm de par, asociado a una caja de cambios automática Steptronic y tracción delantera.

El MINI Countryman con este motor es de lo más reactivo, despierto, ágil y muy agradable a la hora de llevarlo como uno quiere, y normalmente eso significa ir rápido. Es ágil de reacciones y despierto de motor, y la gestión estupenda que hace la caja le permite responder muy rápido a los cambios de peso en el pedal y, además, recuperar bien en un rango medio de revoluciones. Es un "pocket rocket" de verdad, pese a que es un SUV. 

Lo mejor sigue siendo esa sensación de que el auto va sobre rieles. Ok, no es un MINI 3, que es más bajo y más estable, pero el Countryman realmente no parece ser un SUV. El centro de gravedad va más alto, la masa a mover es mayor y la suspensión ofrece mayor recorrido para cumplir con una de las premisas de un SUV, pero de verdad que se siente muy estable, aplomado y pegado al piso. 

La suspensión no es ni tan dura ni tan seca, lo que a mí me parece excelente. El único problema sería el bajo perfil de los neumáticos, pero es el precio que siempre hay que pagar por una bella estética. Lo que más me gusta es la dirección que ofrece una firmeza y linealidad que nos hace olvidarnos que es un SUV. Es un vehículo que entrega confianza al manejar, que responde ante emergencias, pero que también podés usar tranquiloen el tránsito del día a día. 

Conclusiones

Personalmente me encanta la marca MINI, el problema suele ser que sus autos no están diseñados para nuestras calles normalmente ásperas, más que nada por el perfil de los neumáticos aunque, insisto, es cuestión de gustos.

El Countryman me gusta por su configuración mecánica y la marca lo diseño bien, porque tiene el tamaño y la habitabilidad, `pero no se siente tan grande como realmente es.

En resumen, pera mi es el MINI perfecto por su espacio, baúl y mayor confort de marcha, asociado a una deportividad indiscutida. No es duro, no es áspero, pero sigue siendo rápido y ágil. 

¿Te gusta la propuestade MINI de un SUV deportivo, con espacio y calidad, pero comportamiento deportuivo? Compartí tu punto de vista en los comentarios, como siempre, recordá explicar por qué y no agredir, así se forma un diálogo que nos sirva a todos.

Marcelo Palomino recomienda

Contanos que opinas