Vendé tu auto
Test drive

Peugeot 308 GTi Turbo 2012 a prueba

Su potencia y maniobrailidad sorprenden.

Peugeot 308 GTi Turbo 2012 a prueba

Antecedes

El 308 representa una pulida del modelo que suplanta, el 307. Esto es así en Europa y en la versión que la marca ha comenzado a producir en Argentina. Mientras aquí lo tendremos en versiones 2.0 y 1.6L, ambas de 16V con 143 y 110 CV, respectivamente, y se especula con una variante 1.6 Turbo de 160 caballos, en otros mercados existe la versión GTi, también con turbo, pero llevada a 200 CV como la que probamos en México.

 

Exterior

Su  diseño deportivo y agresivo se remarca principalmente por sus faros alargados tipo felino, así como en los LED que rodean los rompenieblas. Sus marcadas líneas, así como su arquitectura hatchback remarcan su aspecto juvenil y atrevido.

Esta versión del 308 GTi viene diferenciarse por elementos deportivos únicos que van muy ad hoc con el poderío que ofrece al volante, estos son: alerón trasero, techo panorámico –del cual disfrutan todos los pasajeros-, parrilla con cuadricula en la parte baja, escape de doble salida cromado y llantas de aluminio ahumados de 18 pulgadas.

 

Interior

Cómo buen vehículo europeo, el Peugeot 308 GTi es realmente cómodo tanto para el conductor como los acompañantes. Tanto en la calidad de materiales como el equipamiento no defraudan aún a los más exigentes. Cuatro pasajeros viajan cómodamente con suficiente espacio para piernas. El baúl es de 431 L y puede aumentar a 1.398L con los asientos rebatidos.

Los asientos frontales son regulables en altura, profundidad y con ajuste lumbar. Los tapizados en algunas partes son de cuero y en otras en tela –los pisos y baúl están alfombrados, entre tanto los pedales son de aluminio. En cuanto al sistema de sonido viene con Radio, CD, Mp3 con seis parlantes, entrada USB y puede ser controlado desde el volante –este último está forrado en cuero con insertos de aluminio. Entre otras cosas cuenta con encendido automático de luces y sensor de lluvia.

 

Características Técnicas y Mecánicas

Como ya mencionamos anteriormente su motor es el conocido 1.6L desarrollado entre el grupo PSA-Peugeot Citroën y BMW quien en los MINI Cooper. Se trata de un cuatro cilindros en línea con 16 válvulas que en este caso desarrolla 200 equinos acoplados a una transmisión manual de seis cambios.

Posee tracción delantera con una suspensión independiente McPherson, entretanto la parte trasera es de barra de torsión. Los frenos son de disco en las cuatros ruedas –sólo ventilados en el área frontal. En cuanto a desempeño acelera de 0 a 100 Km/h en 7.7 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 237 Km/h. Su consumo en ciudad es por arriba de los 10 kilómetros por litro y en ruta otorga casi los 18 Km/l.

En el rubro de seguridad tiene ABS con asistencia de frenado de emergencia, control electrónico de estabilidad (ESP) y control de tracción ASR. Tiene airbags frontales, así como laterales  delanteros para protección del tórax y de cortina.

 

Manejo

La principal virtud en este vehículo se divide en dos cosas: potencia y maniobrabilidad. El primero se percibe de manera óptima en cualquier condición de manejo ya sea en recta o pendientes pronunciadas, el 308 trepa sin problema y sorprende en verdad. Al momento del arranque, sentís que los 200 caballos junto con el turbo hacen su trabajo y bien, en todo momento te invita a pisar el acelerador. ¡Impresiona porque funciona como un V6! pero en realidad es de cuatro cilindros.

Al otorgar una buena potencia el 308 GTi se comporta ágil y feroz, sin perder su toque fino francés. En el tránsito diario quizá no explotés su maniobrabilidad del todo, pero lo agradecerás cuando desees cambiar de carril. En ruta se mueve a ritmo con las curvas y en rectas se siente bastante estable. No obstante la suspensión se siente dura, esto no es malo pero tiene que ser así para acentuar su estilo deportivo; llega a molestar principalmente en baches, caminos deformes o topes, ya que está ligeramente más baja que en los modelos sin el apellido GTi y puede llegar a rozar el piso.

 

Conclusión

Como buen francés el Peugeot 308 GTi Turbo es un vehículo de manejo fino y dinámico. En verdad asombra su desempeño al volante y respuesta al pisar el acelerador, esto es su principal virtud. Además, es un auto realmente bonito a la vista, su diseño exterior e interior es bastante atractivo.

Jorge Blancarte Fotos: Héctor Mañón recomienda

Contanos que opinas