Autos clásicos

Un Jeep para llevar a todas partes

Llevá tu vehículo militar plegable como si fuera una valija más de tu equipaje.

Un Jeep para llevar a todas partes

La idea de un vehículo transportable, que podamos llevar con nosotros cuando no estamos manejando, no es nueva, así lo demuestra este todoterreno inglés de los 50s que se puede plegar en forma de arcón.

Harrier (no confundir con Hawker-Siddley), una pequeña compañía aeronáutica desarrolló este pequeño vehículo con el fin de cargarlo en los aviones y soltarlo con paracaídas para luego poder transportar a cuatro operativos y algo de carga por el campo de combate.

Esta caja de 3149 x 533 x 914 mm y 320 kilos se podía desplegar en solo un minuto y cargar hasta 225 kilos a cuestas, alcanzando una velocidad máxima cercana a los 95 km/h, gracias a su motor de dos cilindros, 650 cc y 30 caballos.

Solo se fabricaron cuatro ejemplares de este “Jeep” antes de que el proyecto fuera cajoneado. ¿Habrá sido un temprano precursor de los Transformers?

 

Hernando Calaza recomienda