Test drive

Exclusivo: Prueba nuevo Nissan Sentra

Probamos en México, desde donde llega al país, a la renovación del sedán que se acaba de lanzar en el país.

Exclusivo: Prueba nuevo Nissan Sentra

Lanzada internacionalmente en 2013, la última generación del Nissan Sentra llegó a Argentina en 2014, pero ya en el salón de Los Ángeles de 2015 estrenó un facelift que se acaba de lanzar en nuestro país y que no solo incluye cambios en la estética y equipamiento, también revisa aspectos como las suspensiones y dirección para entregar un mejor comportamiento dinámico.

Opiná en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Analizamos las novedades en esta prueba exclusiva realizada por Autocosmos en México, país donde es producido y desde donde llega a Argentina.

 

Características técnicas y seguridad

Tratándose de una actualización y no de una nueva generación, el Nissan Sentra mantiene el mismo cuatro cilindros de 1.8 litros, así como los 131 CV y 175 Nm de torque. Dependiendo de la versión este poder es administrado por una transmisión manual de seis cambios o una automática CVT.

Respecto al Sentra saliente la longitud del rediseño crece 11 mm debido a la renovación estética de los paragolpes, alcanzando una longitudo total de 4.636 mm.

Si bien únicamente se trata de un facelift, Nissan declara que mejoró la estructura reforzando la seguridad especialmente en caso de vuelco. Además de los obligatorios ABS y doble Airbag, suma encendido de luces automático y anclajes para sillas de niños, pero carece de ESP en toda la gama. Donde se destaca es en los niveles Exclusive y SR que suman Alerta de Punto Ciego (BSW) y Alerta de Tráfico Transversal Trasero (RCTA).

 

Interior y equipamiento

Además del rediseño del volante, el tablero central y la palanca de cambios, una vez más la calidad de mano de obra mexicana queda demostrada en todos los elementos que conforman la cabina, además del excelente ensamble la calidad de los plásticos es sobresaliente.

Una de las novedades es el nuevo display ubicado al centro del cuadro de instrumentos y la pantalla táctil de cinco pulgadas que, aunque tiene una mayor resolución, todavía podría ser mejor. Por medio de esta pantalla es posible administrar el sistema de audio, la navegación y los dispositivos ya sea por USB, Bluetooth o entrada auxiliar.

Otras características disponibles son el aire acondicionado de doble zona, la llave remota y la cámara de reversa.  En el caso de la versión Exclusive, tenemos asientos y volante forrados  en cuero y techo eléctrico.

Gracias a la distancia entre ejes es de 2.700 mm, una de las más grandes del segmento, los beneficiados son el espacio para los pasajeros de la fila trasera y el volumen 503 litros del baúl.

 

Comportamiento dinámico

Nissan también aprovechó esta cirugía estética para optimizar el trabajo de la suspensión y dirección, además de que se desarrolló un chasis más rígido para brindar una dinámica más estable.

Queda claro que el Sentra no aspira a ser un deportivo, ya que sus objetivos primordiales son ofrecer un manejo cómodo y un bajo consumo de combustible. Si bien los 131 CV lo mueven con soltura en el tráfico urbano, en términos de potencia queda por debajo de varios de sus competidores del segmento.

Debido a que manejamos la versión tope de gama, la transmisión del Sentra es automática CVT que recibió una actualización para ofrecer una mejor sensación de manejo, aunque entrega un comportamiento un tanto anestesiado cuando hay que hacer un sobrepaso. Lo que sí es cierto, es que el motor trabaja menos revolucionado que antes, por ejemplo, a una velocidad crucero de 110 km/h la aguja del tacómetro está ubicada en 2.000 revoluciones.

No hay que olvidar que el objetivo número uno de esta transmisión CVT es ofrecer el menor consumo de combustible. En promedio el tanque lleno ofrece una autonomía de poco más de 850 kilómetros gracias al consumo mixto de 5.8 L/100km.

Como lo mencionamos anteriormente, la suspensión fue trabajada para dar un confort de marcha ligeramente más rígido. Lo anterior de la mano de la dirección eléctrica permite que el renovado Nissan Sentra ofrezca una conducción más cómoda que su antecesor.

 

Conclusiones

En México, Nissan es una de las marcas favoritas, aquí no tiene la misma masividad, sin embargo, los cambios realizados al Sentra lo colocan en una buena posición con una estética más moderna, más equipamiento y un comportamiento mucho más placentero aun cuando carece de poder frente a algunos de sus contrincantes.

Nissan Sentra 2017, se actualiza uno de los sedanes más vendidos

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos