Tecnología

¿La tecnología de seguridad es contraproducente?

Un estudio sugiere que los autos con sistemas avanzados de seguridad distraen a los conductores.

¿La tecnología de seguridad es contraproducente?

Increíblemente, en algunos casos los elementos de seguridad desarrollados en la industria automotriz son contraproducentes. Lo que pasa es que los conductores se terminan distrayendo con algunas tecnologías al momento de estar al volante.

De acuerdo con una encuesta realizada por Esurance, los usuarios pierden la atención al volante si las características de seguridad son muy sofisticadas, caso de la advertencia de cambioo del carril o el frenado automático. Asimismo, en este análisis se reforzó el tema del uso del celular. Según los resultados, la mayoría de los conductores reconocen usar dispositivos móviles o navegadores. Igualmente, confesaron seguir haciéndolo aún cuando no está permitido por la ley y eleva la posibilidad de sufrir un accidente.

Lo increíble de todo esto es que gran parte de quienes manejan son consientes del peligro que resulta usar el teléfono. Según Esurance, el 91% por ciento de los encuestados saben que enviar mensajes puede resultar en un problema, aunque el 53% lo hace de todos modos.

Más seguros, pero más distraídos

Los fabricantes, se sabe, vienen trabajando para que el manejo sea más seguro, gracias a la tecnología semiautónoma. A pesar de eso, pueden existir una serie de peligros. De los encuestados, el 46% menciona que los sistemas de seguridad de alta tecnología ayuda, pero el 10% cree lo contrario. Por su parte, el 25% ha desactivado al menos una característica de seguridad.

En general, aquellos que cuentan con tecnología avanzada de seguridad tienden a estar un poco más distraídos que aquellos que no la tienen: el 29% admite que cuando la advertencia emite una alerta puede ser una distracción.

De autonomía y accidentes

Consultados acerca de los autos autónomos, la mayoría de los conductores manifestaron no estar listos para renunciar al volante. Solamente el 17% sacrificaría el control del volante.

Por otra parte, el 58% admite alguna distracción, ya sea mensajes de texto o navegadores. Conjuntamente, los encuestados señalaron que la tecnología básica como los dispositivos móviles es la causa principal de su distracción (31%), seguida de otros conductores (30%) y distracciones personales como interactuar con otros pasajeros y comer (20%).

Por último, el 10% ha tenido un accidente causado ​​por su propio manejo y el 30% conoce a alguien que ha experimentado un accidente por esta misma razón.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos