Así evolucionaron los neumáticos de los autos
7/3/2018 Historia

Así evolucionaron los neumáticos de los autos

Este componente fue variando a lo largo de la historia automotriz.

Aunque simple vista no pareciera, los neumáticos han tenido una gran evolución a lo largo de la historia de la industria. Al igual que los demás componentes de un vehículo, las gomas han pasado por una serie de innovaciones y mejoras desde la invención del auto. Durante más de un siglo, los fabricantes de neumáticos trabajaron para perfeccionar continuamente uno de los elementos de mayor importancia de cualquier coche, los únicos que tienen contacto directo con el asfalto.

Para conocer los avances entonces, demos un viaje por la historia:

Prehistoria: Neumáticos de caucho macizo

Compuesto únicamente por caucho macizo sin necesidad de aire, este neumático fue empleado principalmente en vehículos de baja velocidad por su baja capacidad de absorción de los impactos.

Motor de combustión interna y el neumático con aire

En 1888, Benz inventó el automóvil a nafta, equipado con neumáticos de metal recubiertos de caucho y rellenos de aire, obteniendo como resultado una rueda de aire. Debido a que la gente estaba habituada a los neumáticos de metal macizo, este tipo de llanta fue considerada una auténtica revolución. Hasta 1895, este tipo de neumáticos fue empleado de manera popular y se presentó con mucho éxito en una carrera de París a Burdeos.

El neumático con banda de rodado

Otro gran salto ocurrió en 1905 con la banda de rodado, la parte del neumático en contacto directo con la superficie de la ruta. Elaborada a base de caucho grueso, este componente protege la carcasa y la capa interior del neumático. Los niveles de fricción se incrementaron con el desarrollo de la banda de rodado en el neumático, y en la actualidad se fabrican en una gran variedad de modelos.

La popularidad de los autos y la expansión del caucho sintético

A finales de 1913, Henry Ford introdujo la primera línea de montaje con cinta transportadora del mundo, marcando el inicio de la fabricación en serie y con ello la primera fase de la popularización del auto. Ante esta situación, en 1931, la compañía americana DuPont industrializó el caucho sintético. Este desarrollo permitió a la industria de neumáticos, que dependía del caucho natural, aumentar la cantidad y calidad de los neumáticos, haciendo historia en la producción de neumáticos.

Los neumáticos tipo balón

Catalogado como neumático de baja presión, el neumático tipo balón se utiliza en varios tipos de automóviles para aumentar la zona de contacto con la superficie de la carretera gracias a su baja presión de aire interno. Fueron introducidos en 1923.

Neumáticos sin cámara

Ante los elevados precios de la nafta en los años 40', originados por la crisis del petróleo, se popularizó la reducción del tamaño y peso de los vehículos. Además de emplear la tracción delantera, existió un remedio para aligerar la masa y fue el desarrollo de los neumáticos sin cámara.

Neumáticos radiales

A fines de la década del 40', este tipo de neumático marca diferencia por los cordones que están dispuestos ligeramente en diagonal con respecto a la dirección de la marcha. Además de un bajo nivel de resistencia a la rodadura, estas gomas favorecen en el ahorro de combustible y en el control de vehículo a altas velocidades gracias a su excelente tracción.

Neumáticos RunFlat

Desarrollado en 1979, el neumático antipinchadura puede utilizarse a velocidades de hasta 80 km/h en caso de una perdida de presión. Esto protege al conductor ante posibles accidentes.

Neumáticos UHP y EcoTuning

El rendimiento de la conducción aumentó con el desarrollo de los neumáticos UHP (Ultra High Performance), que ofrecen un comportamiento en las curvas, control y frenada superiores. Por otra parte, con el creciente interés por la conservación del medio ambiente, se desarrollan¡ neumáticos que aumentan la eficiencia de combustible y que ayudan a proteger el entorno.

El futuro: Neumáticos sin aire

Algunos fabricantes de neumáticos están desarrollando gomas sin aire utilizando un nuevo tipo de material. Al mismo tiempo que no es necesaria la presión para rodar, esta clase de ruedas destacan por su capacidad de reciclaje. Todo indica que un futuro cercano habrá un neumático auto-reparable gracias a que contiene un caucho compuesto por hidrogeles auto-cicatrizantes creados a partir de polímeros conectados por enlaces químicos irreversibles. Al final, lo que se obtiene con este novedoso compuesto es una goma que dentro de sus características podemos nombrar la flexibilidad, la fortaleza y la capacidad de volver a su posición normal.

 

¿Qué opinás? Contanos