Prueba FIAT Uno Way ¿Regreso con gloria?
23/11/2018 Pruebas de manejo

Prueba FIAT Uno Way ¿Regreso con gloria?

Nuevo interior, nueva mecánica, más seguridad, pero ¿es un gran auto o uno más del montón?

Prueba FIAT Uno Way

El FIAT Uno es uno de esos autos que hicieron historia, tanto en Europa como en Argentina. Curiosamente, fue en nuestra región que la marca desempolvó el nombre y creo el nuevo Uno. El modelo era muy interesante, pero no dio con la horma ya que le faltaba calidad y comportamiento dinámico, por lo que dejó de venderse en el país cuando recibió su actualización de mitad de vida en Brasil. Dato curioso, aunque no se vendió en nuestro país, el lanzamiento se hizo en Argentina.

colocándose entre el urbano Mobi y el nuevo Argo

Ahora, el nuevo Uno vuelve a nuestro mercado con esa renovación que incluye diseño, interior, mecánica y más seguridad, colocándose entre el urbano Mobi y el nuevo Argo. Vamos a analizarlo.

Diseño: el iPhone sobre ruedas

Este FIAT Uno se basa en el principio de diseño del cuadrado redondeado, el mismo que el iPhone, y a mi parecer está muy bien logrado. Al tratarse de la versión Way incluye protectores en plástico negro, y al tratarse de un diseño brasileño esos protectores son bien grandes, ya sean los de guardabarros como los de puertas y las barras de techo. Pero lo más interesante está adentro.

Interior: renovación de calidad

Puertas adentro el renovado nuevo FIAT Uno (a partir de acá dejamos de decirle renovado y nuevo) recibe un cambio de tablero con líneas inspiradas en los 500 y 500X que le quedan muy bien. La calidad de ensamblado es muy buena, así como la solidez de los plásticos a las que se suman grandes decorados bien resueltos y un trabajo detallado en la textura de la parte superior. Te completan tela en las contrapuertas y varios espacios portaobjetos.

La calidad se percibe alta

Otros elementos del Uno Way son la consola de techo con un porta lentes para gafas estilo Sofia Loren y un pequeño espejo panorámico para controlar a la tropa. Completa un apoyabrazos central que en mi caso solo molesta cuando querés poner 2º y 4º, pero que a muchos les parece importante. El volante no tiene regulación en profundidad, pero la butaca del conductor si incluye ajuste en altura. Ya que hablamos de posición de manejo, los retrovisores son gentiles y tiene sensores traseros de estacionamiento

Instrumental y Multimedia

El cuadro de instrumentos es simple pero completo con un display grande al centro que te da más de la información necesaria. El equipo multimedia es correcto e incluye navegador propio, aunque no te deja espejar teléfonos no por Mirror Link, Apple CarPlay o Android Auto.

Asientos traseros, baúl y auxilio

El auxilio es de las mismas medidas que las titulares

En los asientos traseros el espacio es limitado tanto para rodillas como para cabezas. El baúl de 290 litros es correcto para un auto que no llega a los 4 metros de largo, pero lo mejor está abajo con un auxilio de las mismas medidas que las ruedas titulares, aunque en llanta de chapa. Dato curioso, los neumáticos son de uso mixto, bien para el nombre Way, raro para un auto que se presenta como principalmente urbano.

Seguridad: Tiene ESP

Ya lo sabés, FIAT ofrece al Uno Way con ESP y esa no es la única buena noticia, ya que incluye los 3 apoyacabezas traseros y los 5 cinturones son de tres puntos. Completan los obligatorios doble airbag y ABS.

Comportamiento dinámico: una de cal y una de arena

Las novedades de FIAT Uno Way son buenas, tiene el 1.3L 8V de 99 CV que en Argentina vimos debutar en la dupla Argo/Virtus. El empuje es muy bueno y el consumo moderado con 9,3 L/100 km en ciudad y 7,2 L/100 km a 120 reales (unos 122 de velocímetro). Nuestra queja está en la relación de caja con una 5º muy corta que hace girar al motor arriba de las 3.700 rpm para ir a esa velocidad, dando como resultado un zumbido permanente en la cabina.

El calibrado es todo hacia el confort

Donde FIAT no hizo grandes cambios es en el calibrado del Uno que sigue los viejos preceptos de la marca para los modelos diseñados en la Región: todo confort. ¿Es malo? Bueno en ciudad es muy cómodo, pero no hay compromiso con un manejo más afilado, algo que vas a notar en velocidad. Las trompa se hunde mucho en frenadas, mientras que dirección y selectora d cambios tienen tacto gomoso y vago, no así el pedal de frenos.

Conclusiones

FIAT redondeó muy bien al Uno Way en todos los aspectos (calidad, seguridad, equipamiento, motor) menos uno, comportamiento dinámico. A los que les gusta el confort no tienen nada que objetar, los que buscamos un poco más de entretenimiento nos va a resultar aburrido. El último pero está en la relación de caja muy corta que lleva el motor innecesariamente enroscado en ruta. Por lo demás, pasó de ser uno para el olvido a ser Uno para tener en cuenta.

 

Galería FIAT Uno Way a prueba

FIAT Uno Way a prueba

1 de 27

¿Qué opinás? Contanos