Test drive

Exclusivo: Prueba Volkswagen Atlas

Manejamos el primer SUV “Full Size” de la marca. ¿Supera al Touareg?

Exclusivo: Prueba Volkswagen Atlas

Empecemos por la cantidad de pasajeros que se pueden transportar en una VW Atlas: Siete. Ya se, me vas a decir que en el Tiguan Allspace entra la misma cantidad de personas, pero la diferecnia está en que acá pueden viajar cómodamente. ¿Cómo consigue esto? Cuando hablamos de la Atlas nos vamos a tamaños a lo yanqui, con mucho espacio por todos lados.

Sin lugar a dudas es el Volkswagen más grande que manejaré en mucho tiempo y me dejó muy buena impresión, y antes que nada conozcamos datos técnicos y duros de este vehículo fabricado en la planta de Chattanooga, (Tennessee, en Estados Unidos). Se sitúa por arriba de la VW Tiguan y seguramente poco a poco ocupará el lugar de la Touareg.

Motor: con V estrecha

Con este vehículo Volkswagen regresa a la famosa conformación VR6, que se le denomina VR por que el ángulo muy estrecho de la V de los cilindros cpuntualmente a solo 10,6°, es decir es casi en línea.

El motor de la versión de prueba es de aspiración natural y el desplazamiento es de 3.6 litros, con 24 válvulas, la potencia ronda los 280 CV a 6.200 revoluciones y el torque es de 361 Nm en el rango de las 2.750 vueltas. La transmisión es Tiptronic de ocho cambios y envía la tracción solamente al eje delantero.

Medidas XXL

El esquema de suspensión está compuesto por un sistema McPherson en el eje delantero y multibrazo en el eje trasero. Las dimensiones son 5.035 mm de largo, la altura es de 1.769 mm, el ancho de 1.978 mm y la distancia entre ejes de 2.979 mm. El peso total es de 2.042 kilos, y por último, calza neumáticos 255/50, montados en llantas de aleación de 20 pulgadas.

Con las tres filas de asientos funcionales, el baúl cuenta con 330 litros, con la tercera fila abatida: 880 litros y con la segunda y tercera filas abatidas el espacio de carga aumenta hasta los 1.421 litros de capacidad.

Interior y multimedia

Hoy lo que busca el consumidor es una mejor habitabilidad y compatibilidad con su vehículo, el cliente se preocupa más en saber si el auto de su elección es compatible con su “smartphone” y ya no le da importancia a ciertas amenidades que antes eran un extra motivador de compra, por ejemplo, hoy un cliente da por hecho que un vehículo del nivel de precio como el que estamos evaluando tendrá un aire acondicionado bizona o trizona, (como es el caso del Atlas) espera tapizados de cuero (aunque sea sintético) o cámara de estacionamiento. Insisto, eso lo da por hecho cuando paga más de USD 40.000 por un vehículo.

Lo que al cliente de hoy más le llama la atención es la compatibilidad, hoy los compradores preguntan más sobre el Apple CarPlay, o el Android Auto que por la potencia del motor, que dicho sea de paso esperan que sea la adecuada por lo que están pagando.

El Volkswagen Atlas está al nivel de lo que el usuario requiere, ya que es compatible con las plataformas antes mencionadas, además de que ofrece Mirror Link. Todas las funciones del teléfono del usuario se controlan desde la pantalla táctil de 8¨localizada al centro del tablero, el sistema de audio está firmado pro Fender y tiene 12 parlantes y un subwoofer localizado dentro de la rueda de auxilio en el bául.

Diseño

En este vehículo vemos líneas del VW CrossBlue un concept presentado hace cinco años en el Salón de Shanghai

¿Seguridad?

Este es un rubro completo y el nivel de equipamiento es muy satisfactorio. Frenos ABS, ESP y seis airbags además de Control de crucero autoadaptativo, monitor de punto ciego y esas molestas e intrusivas (pero muy útiles) asistencias como el detector de abandono de carril o el frenado autónomo.

Comportamiento dinámico

Sin duda el tren motor es suficientemente ágil para mover un vehículo de estas dimensiones y peso, el VR6 está acoplado a la caja de ocho cambios que brinda mucha suavidad de marcha. Las aceleraciones son progresivas y el torque es lineal sin ser súbito, lo que nos da una sensación de seguridad en el momento de hacer sobrepasos. Insisto, el Atlas no tiene reacciones explosivas pero sí contundentes.

La calidad de marcha es muy buena, y no presenta ruidos de ensamble en el interior aunque el camino sea malo. Las suspensiones filtran muy bien y aunque no tiene pretensiones de 4X4 en ripio o terrenos no pavimentados, el desempeño es bueno gracias a la altura con relación al piso. No intenté ningún tipo de vadeo, ya que la distancia entre ejes es muy larga, y como les comento, no hay ninguna pretensión de posicionar el producto como un "Todo Terreno", ya que desde el vamos la tracción es solo en el eje delantero. Si sos fan de VW y querés hacer “Off Road”, es mejor que vayas a ver a una Amarok, que aunque estéticamente se parecen, no comparten ni un tornillo.

Conclusiones

El Volkswagen Atlas es un vehículo caro, tiene una buena propuesta visual, un gran espacio interior y un buen desempeño, no está destinado a ser un vehículo de volumen, pero el que se la compre quedará muy a gusto con la compra. ¿Vendrá en reemplazo del Touareg? Acá está la gran diferecnia, el Atlas puede ser más grande y estar muy equipamdo, pero a no engañarse, no tiene el refinamiento ni la suntuosidad del Touareg, algo que se aprecia especialmente en la calidad del intetior. 

Necesitás una opción de 7 asientos y querés un SUV, entonces hacé click acá y revisá la oferta del Volkswagen Tiguan Allspace en el Catalogo de Autocosmos.

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinás? Contanos