Autos clásicos

El auto de Gohan en Dragon Ball Z existió en el mundo real, conocé al Messerschmitt

Este auto encaja perfecto en el universo Z pero no es obra de Toriyama.

El auto de Gohan en Dragon Ball Z existió en el mundo real, conocé al Messerschmitt

¿Te acordás del último opening de Dragon Ball Z? Seguramente te llamó la atención el curioso auto que transporta a Gohan y Videl, pareciéndote un simple vehículo salido de la imaginación del maestro Akira Toriyama, creador de todo el universo de las esferas del dragón. Pero dejame sorprenderte, ya que por si no lo sabías, este auto sí existió en el mundo real.

De hecho, su creación corrió a cargo de Fritz Fend, un diseñador alemán, que tras finalizar la Segunda Guerra Mundial se asoció con Messerschmitt, una empresa aeroespacial que durante el conflicto bélico había construido los aviones caza Bf 109 y Me 262 del ejército nazi, con el fin de presentar un auto económico de tres ruedas que ayudara a movilidad del devastado país europeo.

Este diminuto auto que fue lanzado en 1953, medía 2.80 metros de largo y 210 kilogramos de peso, y se caracterizaba por la carrocería de tres ruedas, la capacidad para albergar a dos personas (una detrás de la otra), así como la cabina de plexiglás que estaba pensada para los pilotos de la Luftwaffe.

En un principio, el motor era un monocilíndrico de 175 cc tomado de una moto y su potencia era de 9 caballos, los cuales eran enviados a la rueda trasera a través de una transmisión por cadena. Por estas características, recibió el nombre de KR 175.

Sin embargo, en 1955 se presentó el KR 200, que era muy similar al modelo anterior, sólo que en esta ocasión el motor fue estirado hasta los 197 cc, lo que redundó en un aumento de potencia de 10 caballos. Pese a esto, el Messerschmitt era un auto que distaba de ser un bólido, de hecho, su velocidad máxima era de 90 km/h.

Regresando al mundo de Dragon Ball, no se alcanza a apreciar si Son Gohan conduce un KR 175 o un KR 200, pero lo que es un hecho, es que aquel auto azul con flamas y que al costado portaba orgulloso el nombre de su suegro Mr. Satán, (flanqueado por la numerología 666) se convirtió en un ícono y parte importante de la infancia de muchas personas.

¿Y porqué nos molestamos en retomar la historia de este auto? Simple, es nuestra manera de rendirle homenaje al grandioso actor de doblaje Luis Alfonso Mendoza, que durante años fue la voz oficial de Gohan adulto para América Latina. Tus fans del mundo motor, te mandamos un abrazo a donde quiera que estés.

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinás? Contanos