Autos ecológicos

MINI prepara una SUV eléctrica con similitudes al BMW X1

La marca dueña del grupo alemán no quiere perder terreno en el segmento de moda.

MINI prepara una SUV eléctrica con similitudes al BMW X1

MINI parece estar listo para ampliar su gama de modelos con el fin de subir las ventas, y que mejor que hacer uso de las nuevas tendencias para lograr una buena ecuación de producto.

Como ya sabemos, la llamada "fiebre de las SUV" no da tregua, y así lo vimos con marcas que jamás nos imaginábamos que iban a realizar un vehículo con esta silueta pero que aprovecharon la disposición del mercado actual para intentar llegar a la mayor cantidad de usuarios posible.

Una marca que no quiere salir de esta moda es MINI. Con más de 10 años de experiencia en la materia gracias al Countryman, ya tiene la mira puesta en una nueva SUV a la que realizarán teniendo como premisa el uso de tecnologías verdes para poder impulsarlo.

El nuevo vehículo se fabricaría en conjunto con la empresa china Spotligh Automotive, creada gracias al vínculo alcanzado entre Great Wall y el Grupo BMW y que tiene como objetivo el desarrollo de nuevos modelos eléctricos para ambos fabricantes.

Lo que se espera

El tamaño sería muy similar al de su prima, la BMW X1, mantendría una configuración de cinco puertas y haría uso de una nueva plataforma que serviría para futuros autos elétricos de ambos grupos, como por ejemplo una reinterpretación china del MINI Rocketman.

Es probable que reciba una nueva generación de celdas de batería sin cobalto por parte de la compañía SVolt, una antigua división de Great Wall Motors que se separó del conglomerado y se estableció como empresa independiende en 2018. El motivo principal del acuerdo radicaría en la reducción de costos, ya que el cobalto es un material escaso, que hace que el valor de la batería se incremente entre un 5% y 15%.

El nuevo modelo eléctrico de MINI sería fabricado en China, en una nueva planta ubicada en la zona de Zhangjiagang, a 140 kilómetros de Shanghai. Su producción está considerada tanto para abastecer al mercado local como para exportarlo, por lo que se espera que farbiquen hasta 160.000 vehículos anuales, al menos en el inicio.

Sobre su nombre, podría denominarse MINI Paceman, el cual contaría con una versión impulsada por motor de combustión que podría llamarse Traveller, en lo que sería el regreso del nombre que MINI ya supo utilizar hace medio siglo.

Toda la información fue confirmada por nuestros colegas de Autocar tras entrevistar a fuentes internas de la marca.

Astrid Zapata recomienda

Contanos que opinas