Novedades

Mercedes-Benz Clase G de competición: ¿Te lo imaginábas así?

El director artístico de Luis Vuitton y el diseñador de la marca alemana crearon este curioso prototipo.

Mercedes-Benz Clase G de competición: ¿Te lo imaginábas así?

Del Mercedes-Benz Clase G conocemos muchísimas versiones: hay de tres o de cinco puertas, con cuatro o seis ruedas, ejes portales, plataforma extendida, techo de lona y más. Sin embargo, nunca se vió un Clase G de competición, lo que es bastante lógico dada la concepción del modelo. Pro lo tanto, hacer un Clase G ensanchado y con jaula antivuelco es suficientemente disruptivo como para ser parte de un proyecto singular, tal cual sucede con el Project Geländewagen.

Estamos hablando de una curiosa interpretación deportiva sobre la base del Clase G, creada entre Gorden Wagener, el director de diseño de Mercedes-Benz y Virgil Abloh, fundador de la marca Off-White y director artístico de la linea masculina de Louis Vuitton. El resultado es sencillamente radical y muy llamativo. Veamos de qué se trata.

El contexto bajo el que se construyó este Mercedes-Benz Clase G

Con la idea de apoyar a las artes en un momento crítico, una réplica de este original vehículo -con carácter de obra de arte- se subastará como parte de Sotheby's Contemporary Curated, una de las series más apreciadas de la casa de subastas, que se define por la perspectiva única generada por un creador influyente y que va variando cada año. Todos los ingresos se destinarán a una organización benéfica que apoye a las comunidades creativas internacionales, mientras que las ofertas pueden presentarse a partir del próximo 14 de septiembre.

"Con el Project Geländewagen creamos una obra de arte única, que exhibe futuras interpretaciones del lujo y del entusiasmo por la belleza y lo extraordinario. El resultado está entremedio de la realidad y el futuro", afirma Wagener, antes de agregar que "la colaboración con Virgil supuso la fusión de dos filosofías de diseño muy diferentes, por lo que el resultado es una reinterpretación absolutamente novedosa del Clase G, que pone de manifiesto lo extraordinaria que es su esencia"

"Mi principal objetivo en este proyecto de cooperación con Mercedes-Benz es inspirar a jóvenes artistas, ingenieros y diseñadores a que cuestionen el estatus quo, además de experimentar con mis propias aptitudes en el campo del diseño", asegura Virgil Abloh. "Para mí se trata de dar oportunidades a los que vienen atrás y brindar a esta nueva generación una base para el éxito, tanto aquí con Mercedes-Benz como a través de mi propio 'Virgil Abloh 'Post-Modern' Scholarship Fund'", agregó

¿Cómo se le dio forma al Project Geländewagen?

El proceso de diseño comenzó con la adquisición de una unidad G63 AMG y también con experimentar el manejo y la perspectiva de manejo del modelo, con el fin de identificar oportunidades para acentuar el carácter del Mercedes-AMG. Otros detalles:

  • La propuesta toma el concepto del lujo de MB y lo transforma completamente en una experiencia cruda, natural y más auténtica.
  • Hay una clara apuesta retro que complementa la estética tradicional del Clase G. Por lo mismo vemos guardabarros y estribos muy abultados, como en un auto de turismo de los '80 y '90.
  • La carrocería aún exhibe las imperfecciones de su modificación artesanal, como soldaduras o el lijado de la pintura.
  • El minimalismo está presente con la supresión de luces intermitentes, manijas, tomas de aire y espejos, entre otros accesorios. Incluso toda la carrocería presenta un color blanco liso, cubriendo los focos, la parrilla y las insignias por igual.
  • Las ruedas grandes nos recuerdan a las vistas en NASCAR o en la Fórmula 1 a principios de los noventa. Esto queda de manifiesto en una referencia estética muy típica de esa época: en aquellos años Goodyear era el proveedor de neumáticos de ambas categorías y sus gomas eran muy reconocibles por la inscripción "Goodyear Eagle", ubicada a sus costados y en amarillo. Este auto toma la tipografía de Goodyear como tributo a esos tiempos, pero con la leyenda "Mercedes-Benz Geländewagen"
  • Los escapes laterales son de color celeste y hacen juego con la jaula de seguridad.
  • Para no renegar de su identidad como SUV, se conservó la rueda de auxilio en el portón trasero.
  • La puerta tiene tiradores de tela en color blanco.

Interior del Project Geländewagen

El interior fue completamente despojado de lujos y se lo pintó de blanco para imitar al exterior. Además:

  • Lleva algunos detalles en color celeste y rojo, como los tiradores de las puertas, los pedales AMG, un viejo tanque de combustible o las cruces rojas en los tubos de aire acondicionado, que imitan las cruces negras que decoran los focos. Esto último se trata de un guiño a los autos de turismo o de rally con ópticas de vidrio (se usaba cinta para evitar que el vidrio se rompiera en muchos pedazos durante un accidente)
  • Se le colocó una jaula de seguridad en color celeste y unas mallas tipo NASCAR en las ventanas.
  • Lo más elegante son las butacas -forradas en cuero blanco- y el volante deportivo, inspirado en la F1 pero que conserva los comandos del modelo de calle. Se conservan los pedales de aluminio del G63, aunque pintados de color celeste y rojo.
  • El cinturón de seguridad rojo de las butacas lleva los apellidos Wagener y Abloh, en honor a sus creadores.
  • El arsenal de pantallas, botones y comandos fue reemplazado por simples relojes analógicos e interruptores de competición.

 

¿Te gusta esta nueva variante del Mercedes-Benz Clase G? ¿Qué le cambiarías? ¡Contanos!

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas