Automovilismo

F1 2021: Aston Martin también se sumará con el Safety Car

Tras 24 temporadas con Mercedes-Benz como único proveedor del auto de seguridad, la marca británica brindará uno de sus deportivos de lujo.

F1 2021: Aston Martin también se sumará con el Safety Car

El reconocido sitio británico Motorsport comentó que es "cada vez más probable que Mercedes-Benz deje de ser el único proveedor del Safety Car" para la Fórmula 1 a partir de la próxima temporada, lo que sería toda una novedad considerando que la marca de la estrella provee de forma exclusiva los autos de seguridad a la máxima categoría desde 1996.

El medio especializado indica que Liberty Media y Mercedes-Benz están revisando el acuerdo en esta materia para 2021, año en que comenzará a regir el nuevo Pacto de la Concordia que regula la relación contractual entre la FIA, el promotor de la categoría y las escuderías.

Se asoma una marca británica

Si bien Mercedes seguiría aportando el auto médico que cierra la grilla en cada largada y asiste a los pilotos en caso de emergencia (un Mercedes-AMG C 63S Estate a cargo del piloto Alan van der Marwe), la labor del Safety Car sería compartida con Aston Martin

De confirmarse esto, seguramente veremos en la pista al mismo Mercedes-AMG GT R que hoy oficia de AS, con su V8 4.0 biturbo y 585 CV al mando de Bernd Maylander, acompañado de un Aston Martin DBS Superleggera y su V12 5.2 litros con 725 CV. Nada mal. 

Lazos en común

Como ya sabés, Aston Martin entrará en la Fórmula 1 en 2021 en reemplazo de la escudería Racing Point, propiedad del magnate canadiense Lawrence Stroll y quien también es el nuevo presidente ejecutivo de Aston Martin Lagonda. Stroll quiere utilizar a la Máxima como herramienta de marketing para reposicionar a la marca británica y así levantar sus alicaídas ventas.

Además, hace unos días te contamos que Mercedes-Benz está ampliando su participación accionaria en Aston Martin hasta un máximo del 20% de la propiedad, y se involucrará directamente en el desarollo de los futuros modelos británicos, especialmente aquellos electrificados.

La decisión de "compartir" el Safety Car en un 50% para cada marca le permitiría a Mercedes reducir a la mitad la carga financiera que significa prestar este servicio, que se paga significativamente caro dada la exposición de los vehículos, y más si en 2021 la F1 contará con 23 carreras, más que nunca en toda su historia.

¿Qué te parece la llegada de Aston Martin como nuevo proveedor del auto de seguridad de la F1? ¿El DBS Superleggera es el modelo ideal para hacer de AS o tendría que haber sido otro? ¡Dejanos tu opinión en los comentarios!

Marcelo Palomino recomienda

Contanos que opinas