Vendé tu auto
Autoshows

Bentley Flying Spur Mulliner, sobredosis de lujo

El sedán fue trabajado por el departamento de personalización de la marca inglesa, que le sumó elementos de primer nivel.

Bentley Flying Spur Mulliner, sobredosis de lujo

Mulliner es la división de Bentley encargada de personalizar los vehículos de la marca, y esta vez hizo de las suyas con el Flying Spur, al mejorarle el lujo y los detalles.

Al igual que el Continental GT y Continental GT Convertible, el nuevo miembro de la familia Bentley Mulliner Collections suma un interior y exterior sumamente exclusivo, lo que lo convierte en el Flying Spur más lujoso.

Bentley Flying Spur Mulliner: Características principales

Diseñado y fabricado a mano en Gran Bretaña, el Flying Spur se destaca en su exterior por contar con: 

  • Llantas de 22 pulgadas
  • Tazas que permanecen en posición vertical mientras giran las ruedas
  • Parrilla rediseñada
  • Carcazas de los espejos pintadas en Satin Silver.

Por adentro, el trabajo en el Flying Spur incluyó:

  • Zócalos de las puertas iluminados
  • Alfombras de pelo largo
  • Asientos con costuras y bordados a mano de mayor calidad
  • Panel de instrumentos forrado de cuero
  • Adornos en las puertas y techo
  • Detalles de aluminio
  • Pantalla táctil LED con detalles exclusivos
  • Pedales deportivos
  • Volante con calefacción
  • Techo corredizo

Párrafo aparte para las mesas de picnic Mulliner, que funcionan eléctricamente (se despliegan apretando un botón) y están ubicadas en la parte trasera de los asientos delanteros

Por último, cada uno de los clientes del Flying Spur Mulliner recibe llaves forradas en cuero en una caja de presentación artesanal, que combina con el color elegido para el interior.

Vale recordar que el Bentley Flying Spur Mulliner está disponible con motores V8, W12 o V6 Hybrid

  • W12 biturbo de 6.0L: acelera de 0 a 100 km/h en 3s8 y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 333 km/h.
  • V8 biturbo de 4.0L: Velocidad máxima de 318 km/h y un 0 a 100 km/h en 4s1.
  • V6 Hybrid: acelera de 0 a 100 km/h en 4s3 y llega a una velocidad máxima de 285 km/h.

¿Qué opinás del trabajo de Mulliner con el Flying Spur? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto.

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas