Vendé tu auto
Tuning

Brabus agarra a un Porsche 911 y lo deja listo para acelerarlo

El taller dejó de lado los Mercedes-Benz y decidió retocar uno de los deportivos más importantes de la historia.

Brabus agarra a un Porsche 911 y lo deja listo para acelerarlo

Después de que por muchos años Brabus se enfocara principalmente en modificar autos y SUVs de Mercedes-Benz, el preparador alemán comienza con un plan de diversificación al personalizar al Porsche 911 Turbo S de la generación actual -992-.

Denominado como Brabus 820, este nueve-once se destaca por contar con mejoras en sus prestaciones, en su aerodinámica y en el resto de la estética de la carrocería. Veamos qué le cambiaron.

Brabus 820: Estética

Por afuera, el 911 Turbo S Coupe o Convertible de Brabus llama la atención por contar con un kit de fibra de fibra de carbono y por sus llantas forjadas de 21'' en el eje delantero y de 22'' atrás. Por su parte, los neumáticos pueden ser Continental, Pirelli o Yokohama, de tamaño 255/30 ZR 21 adelante y 335/25 ZR 22 atrás.

En cuanto al interior, el Brabus 820 se distingue por incluir lo siguiente:

  • Tapicería de cuero negro
  • Costuras rojas
  • Decoraciones de fibra de carbono y vidriado rojo
  • Pedales y apoyapies de aluminio
  • Volante con costuras decorativas rojas
  • Panel de instrumentos con reloj Sport Chrono, bordeado por un tapizado de cuero

Brabus 820: Mecánica

Lo mejor del Porsche 911 Turbo S de Brabus está en el desempeño, ya que cuenta con una serie de modificaciones en el motor, sistema de escape y suspensión. En cuanto al impulsor, el seis cilindros turbo de 3.8L recibe actualizaciones en el sistema turbo (ahora cuenta con dos turbo Brabus), lo que permite que erogue 820 CV y 950 Nm de torque, esto es 179 CV y 150 Nm más que en el 911 Turbo S que sale de fábrica.

La mayor potencia hace que el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h sea de solo 2s5, es decir 0s2 menos, mientras que la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 340 km/h (10 km/h más). 

Además de modificar el motor, este 911 también suma un sistema de escape de alto rendimiento fabricado con Inconel, una aleación reconocida por su resistencia al calor y liviandad y que se usa para fabricar los sistemas de escape de los autos actuales de Fórmula 1.

Por último, Brabus no solo le sumó potencia y un mejor sonido a su primer Porsche personalizado, sino que también trabajó para perfeccionar la dinámica del manejo, con arreglos en la suspensión a través de resortes ajustables, que logran un manejo más ágil y directo al reducir la altura de la carrocería (25 milímetros). El ajuste del amortiguador activo se mantiene sin cambios.

Aquellos que deseen darle a esta máquina más potencia que la versión de fábrica pero sin llegar a los 820 CV, Brabus pone a disposición una versión con 720 CV y 900 Nm de torque. Se desconoce el precio de ambas variantes, aunque no creemos que vayan a estar precisamente baratas.

Ahora te toca a vos: ¿Qué opinás de esta nueva creación de Brabus? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto.

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas