Vendé tu auto
Test drive

Toyota Hilux GR-Sport IV, primer contacto

Hernando Calaza viajó a Villicum, San Juan y se calzó el casco para manejar la versión deportiva off-road de la pickup en pista de ripio y autódromo

Toyota Hilux GR-Sport IV, primer contacto

La historia de la Toyota Hilux GR-Sport es muy peculiar, desde el lanzamiento de la primera entrega en 2018 se fue actualizando a un ritmo de casi un lanzamiento por año y ahora llega en su variante más desarrollada.

Detrás de esta versión está el genial Daniel Herrero, ex presidente de la marca en Argentina y actual Coordinador regional de GAZOO Racing, y tuve la oportunidad de compartir la camioneta con él, quién también me fue animando a ir cada vez más rápido por el circuito de ripio, pero ya vamos a llegar a eso.

Entre algunas de las tantas cosas que nos fue compartiendo durante la jornada, Herrero nos contó que varias de las cosas que vemos hoy en la GR-Sport eran las que habían planeado desde el inicio, pero las pudieron ir aplicando gradualmente.

La gran mayoría del desarrollo fue hecho en Argentina, especialmente el trabajo de suspensiones, al que hay que sumarle la variante potenciada del 2.8 TDi que debutó en la tercera entrega de esta chata. Ojo, el ejecutivo no deja de buscar poder colocar una variante mecánica más potente, ¿quién te dice que en algún momento aparece una Hilux GR V6 biturbo?

Ir haciendo las cosas bien fue lo que permitió seguir avanzando hasta hoy que la Hilux GR-Sport IV ya es un producto global. Además, Argentina desarrolla varios componentes para Toyota en el mundo.

Destacados mecánicos en la Hilux GR-Sport IV

  • Trochas ensanchadas, 140 mm adelante, 150 mm atrás
  • Despeje aumentado en 20 mm
  • Amortiguadores y resortes específicos
  • Barra estabilizadora más larga
  • Frenos de disco traseros
  • Carrocería ensanchada
  • Elementos aerodinámicos
  • 2.8 TDi 224 CV y 550Nm, caja AT6 recalibrada

Para el ensanchado se colocaron brazos de suspensión delanteros más largos, esto también permitió colocar el anclaje del amortiguador más cerca del extremo, lo que mejora el control de la masa.

Atrás hay un eje nuevo, más largo, esto también permitió colocar los amortiguadores por fuera del elástico lo que mejora el control.

La marca comenta que la barra de San Antonio no está ahí por pura facha y mostró una gráfica (ver galería) donde se ve que limpia el flujo aerodinámico en la zaga.

Toyota Hilux GR-Sport Vs SRX en el Villicum, pista y caminos de ripio

Toyota hizo algo muy acertado, no solo nos permitió probar ambas chatas en el mundo real, también hubo espacio para exprimirla en asfalto y tierra usando el flamante circuito de Villicum y un trazado de ripio.

El plan fue ideal, primero dar unas vueltas con un SRX e inmediatamente después con la GR-Sport para apreciar los cambios en persona.

Empezamos por la pista

Es el lugar menos apropiado para una chata, su peso, altura y tipo de neumático. Apenas el tren delantero chilla ya no hay más agarre, y acá es muy fácil hacerlo chillar. Ante esto, hay que reconocer, la GR-Sport apuntaba mejor, resistía un poco más al subviraje, pero sobre todo, doblaba más plano.

La estabilidad también se traduce en un andar rutero más seguro, especialmente en caso de cambio de carril rápido, o esquive.

El camino de ripio

Muy divertido, un par de S que se iban trabando curva a curva, alguna recta con salto, un par de retomes, y una chicana amplia en medio de una recta larga. Lo mejor en mi caso, Herrero en el asiento del acompañante no solo dando explicaciones para mejorar el manejo, sino coraje para aprovecharlo con más velocidad.

Acá es más o menos lo mismo, más estabilidad, menos rolido, pero sobre todo más control y contacto en velocidad, cuando las cosas se ponen más saltarinas.

Salimos a caminos internos de San Juan, en varios momentos lechos de ríos donde hay que ir lento y todo se sacude en el interior. Si bien las virtudes GR-Sport de la Hilux salen a relucir cuándo se toma más envión, se nota que mejoró el confort, especialmente atrás.

Conclusiones: No comparen con Raptor o Amarok

Apenas subido el correspondiente video a YT e Instagram empezaron los comentarios comparativos. Creo que estamos mezclando manzanas verdes con rojas.

Amarok y su V6 es un misil, pero no tiene enfoque off-road, Ranger Raptor en sus dos generaciones es un torpedo off-road, pero tiene un grado de preparación mayor, algo que se ve reflejado en el precio muy superior.

Hilux GR-Sport fue pasando de ser más calcos que mecánica a abandonar casi toda pegatina en favor de componentes de carrocería y mecánicos. Podría ir mucho más lejos, pero también su precio, y que la marca buscó un lugar propio y lo encontró.

Toyota Hilux GR-Sport IV primer contacto

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas