Manejamos la nueva Nissan Frontier hecha en Argentina
3/10/2018 Pruebas de manejo

Manejamos la nueva Nissan Frontier hecha en Argentina

En su lanzamiento en Bariloche, hicimos off-road y ruta.

Nissan es productor en Argentina donde está lanzando la Frontier producida en la planta de Santa Isabel. Viajamos a San Carlos de Bariloche para su lanzamiento donde tomamos contacto con todas las novedades (ver nota acá) y también pasamos varias horas manejándola por recorridos con dificultades off-road (barro, vados, cruces de ejes, etc.)  ruta.

Mejoras made in Argentina

En nuestro caso manejamos el tope de gama, LE 4X4 AT con el 2.3L biturbo diésel de 190 CV y 450 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm asociado a una caja automática de 7 relaciones.

La marca nos contó que realizó una serie de mejoras respecto del modelo que llegaba de México con refuerzos y aligeramiento del chasis, más recorrido y nuevos amortiguadores en el tren delantero, reconfiguración de suspensión trasera para compensar mejor la postura con plena carga, nuevas barras estabilizadoras.

A rodar

El resultado es muy interesante, el tren delantero se siente más sólido que en la Frontier “pre-argentina”, el confort de marcha no es el de una SUV, pero si muy alto, y la capacidad del tren trasero en cruces de ejes es amplia.

El confort de marcha es muy alto

La respuesta del motor es muy buena desde bajas rpm, en gran parte apoyado por el turbo chico encargado de combatir la demora en la entrega. La caja hace un muy buen trabajo, sube y rebaja rápido, casi libre de tirones.

 

En ruta viaja a 120 km/h con poco más de 2.000 giros y la cabina se siente bien insonorizada, exceptuando las fuertes ráfagas de viento de la zona que se sentían en el gran retrovisor externo.

Vida a bordo

En su versión más equipada, la nueva Nissan Frontier te ofrece butacas en cuero calefaccionados con ajuste eléctrico para conductor que incluye altura e inclinación de asiento. Te nombré los retrovisores grandes que dan buena vista, te sumo sensores traseros y un sistema de cámaras 360° que te puede mostrar la rueda delantera derecha, ideal en maniobras ajustadas y off-road.

Respecto del equipo multimedia, tenés una pantalla táctil de 8” de buena reacción, con navegador propio y la posibilidad de espejar tu teléfono ya sea Android o iOS.

Los plásticos del tablero y os decorados son mejorables, pero luce sólido gracias a la ausencia de uniones. El punto más crítico es el de portaobjetos, los de las puertas son angostos y el de la consola central eyecta cualquier cosa que apoyes en la primera curva rápida. Completa una pequeña gaveta debajo del apoyabrazos.

Un buen lugar en la Frontier es el asiento trasero, hay buen espacio para las piernas y para la cabeza; en la versión probada pareciera que no, pero es porque socavaron espacio para el techo corredizo, pero donde va la cabeza tenés toda la altura disponible. Completan un apoyabrazos plegable y salidas de aire en la consola central.

Conclusiones

Es demasiado pronto, ya le haremos la prueba completa para saber si esta Frontier está (o no) para pelear los primeros puestos en el mercado argentino.

Galería Nissan Frontier

Nissan Frontier

1 de 22

Nissan Frontier primer contacto desde su lanzamiento

¿Qué opinás? Contanos