Autos clásicos

Volkswagen Golf Cabriolet, 40 años de un ícono

Lanzada en 1979, fue durante mucho tiempo el descapotable más exitoso del mundo.

Volkswagen Golf Cabriolet, 40 años de un ícono

Luego del éxito rotundo que tuvo el Golf en la década de 1970, Volkswagen fue desarrollando más variantes, como una convertible que cumple 40 años. 

En 1979 la marca alemana inició la comercialización del Golf Cabriolet bajo el slogan publicitario "Sun, Moon and Cabriolet" (sol, luna, cabriolet). Tomando como base la primera generación del hatchback, este vehículo fue fabricado en conjunto entre Volkswagen y Karmann en Osnabrück, Alemania.

Visualmente, el primer Golf Convertible podía ser distinguido por el techo de tela plegable y por la barra de seguridad fijada en el pilar B. Este último, además de proteger a los pasajeros, también proporciona un punto de conexión óptimo para los cinturones de seguridad delanteros y guía la ventana lateral trasera de forma segura y silenciosa.

Con la llegada de la segunda generación del Golf, la versión cabriolet también se hizo presente en 1983. Cuatro años más tarde, se le dio un cambio de cara, como parte de una actualización importante del vehículo. Con este look, el convertible fue producido hasta 1993. Cuando cesó la producción de la segunda serie, Volkswagen construyó 389.000 unidades del Golf Cabriolet. Esto lo convirtió en su momento en el convertible más fabricado del mundo, hasta que llegó el Mazda MX-5.

En su tercera etapa, lanzada en 1993, el Golf Cabriolet volvió a la barra de seguridad. Así, el auto presentó las mismas ganancias en términos de rigidez y seguridad. El salto generacional era inconfundible: esta vez el Golf Cabriolet Mk3 venía equipado de serie con doble airbag, ABS y protección contra impactos laterales.

Solo en 1997, 139.578 unidades salieron de la línea de producción. En 1998, el Golf Cabriolet III recibió un facelift, y con unos pocos ajustes inteligentes en el diseño del chasis se convirtió en el Golf Cabriolet IV.

Después de una pausa de diez años, en 2011, el Golf Cabriolet vuelve con la sexta generación del Golf. Esta vez no presenta la barra fija, reemplazada por la protección contra vuelcos que se activa en una fracción de segundo. Además, un marco de parabrisas reforzado, modificaciones estructurales adicionales y varios airbags garantizan un alto nivel de seguridad.

Una de las grandes novedades de este capítulo es la creación del primer Golf GTI Cabriolet que debutó en 2012, seguido en 2013 por el primer Golf R Cabriolet. Con todo este historial, la era del Golf descapotable terminó en 2016, después de la fabricación de 770.039 autos.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos