Test drive

Prueba Peugeot 308 S Allure Plus: menos es más

Probamos al nuevo modelo del león que llega de Francia para colocarse encima de la oferta nacional.

Prueba Peugeot 308 S Allure Plus: menos es más

Luego de una incursión original con el 308 S GTi proveniente de Francia, Peugeot decidió bajar un poco los decibeles y salir a cubrir el tope de gama con dos nuevas variantes del modelo, la GT y la Allure Plus, ambas con el 1.6 turbo, pero con 165 y 225 CV, respectivamente. En el verano probamos la versión deportiva, ahora llega el turno del “común”.

S de … FrancéS

Si bien desconocemos la razón, el 308 procedente de Francia se conoce en Argentina como 308 S. Más importante es lo que tenés debajo de su piel: la plataforma EMP2. Utilizada por varios productos de PSA (3008, 5008, C4 Spacetourer y DS 7) se destaca por reducir el peso (200 kilos respecto de la versión que se produce en Argentina) y el centro de gravedad.

El 308 S abandona la anterior “arquitectura elevada”

El 308 S también cambia las proporciones abandonando la anterior “arquitectura elevada” en favor de un estilo más bajo que tiene sus repercusiones en la estética y en el interior. Afuera se destaca la superficie acristalada lateral alargada que es reforzada por el estilo de diseño de Peugeot denominado “Sharp Design”. Líneas rectas, superficies planas, pilar trasero extra grueso son parte de las señas personales del modelo que le dan un aire germano de solidez y pulcritud.

Techo bajo

Las nuevas proporciones exteriores se sienten en el espacio interior, especialmente atrás donde hay suficiente despeje para piernas y cabeza, pero se pierde la sensación de bienestar del 308 saliente. Adelante tenés una percepción más deportiva reforzada por el volante chico del i-cockpit y los asientos envolventes en cuero y gamuza. Si bien se sienten algo apretadas, las butacas delanteras tienen modo masaje en la parte lumbar.

Revisá el equipamiento completo en el Catálogo de Autocosmos

La calidad de materiales en general es muy buena, excepto algunos destellos (u opacos) como en la parte central donde los plásticos se sienten fuera de lugar para un producto que viene de Europa. Un punto que no puedo dejar de mencionar es la simplificación del interior, muy buena desde la limpieza visual pero poco práctica en su uso removiendo perillas y botones. El resultado es que hay que mirar la pantalla para cambiar la temperatura y tocarla varias veces para acceder a algunas funciones como el sistema de estacionamiento semi-automático que deberían poder usarse de manera directa.

La dotación de confort es amplia, podés revisarla en el Catálogo de Autocosmos (click acá) y además de lo que te nombramos antes incluye techo panorámico.

Seguridad

El auxilio es 100% homogéneo

El 308 S Allure Plus viene con todo lo que le podés pedir (6 Airbags, ESP, Isofix, faros LED adaptativos, etc.) y algunas ADAS incluyendo las advertencias de colisión con autofrenado, de cansancio, de punto ciego, e indicador de presión baja de neumáticos (mirá la lista completa acá). Vamos a incluir en seguridad el auxilio porque es 100% homogéneo con un 225/55 R17 de aleación igual a las cuatro ruedas titulares.

Comportamiento dinámico

El motor 1.6 Turbo de 165 CV y 240 Nm asociado a una caja automática de 6ª no diferencian mucho al 308 S de la oferta local de la marca, sin embargo, no te olvides que acá tiene que arrastrar 200 kilos menos. Y eso lo sentís, en ciudad en un trabajo de la caja más fluido y casi imperceptible, en ruta con un 80 – 120 km/h de 6,4 segundos empezando en Directa y 5,6 segundos si usas el comando secuencial para rebajar previamente a 3ª. Si bien no tiene levas en el volante, la palanca sube de cambios tirando para atrás y baja hacia adelante, que es lo que considero correcto. ¿Vos pensás igual?

acá tiene que arrastrar 200 kilos menos

A 120 km/h reales (123 de velocímetro) el motor viaja a 2.500 rpm y la cabina se mantiene en total relax. A esa velocidad el consumo es de 6,9 L/100km y en el ciclo urbano medí 11 L/100km. El trabajo de suspensiones es muy bueno, solo el perfil medio bajo de las cubiertas te “canta” las imperfecciones más rectas, pero el resto del tiempo es tremendamente pulido.

¿Qué distingue a este 308 S entonces? La gran virtud de este modelo es que del otro lado de todo ese confort tenés un comportamiento casi deportivo. Las respuestas a cada orden del volante son tan inmediatas como las del 308 S GT, la carrocería rola poco y los frenos son directos y potentes. Pocas veces un auto puede reunir un trabajo tan redondeado y afilado.

Conclusiones

El nuevo Peugeot 308 S tiene varios puntos criticables como algunos plásticos del interior, la sensación de poco espacio interno y la complicación de tener que hacer casi todo pasando por la pantalla… sin embargo, esta versión Allure Plus tiene algo que un amante de la conducción no puede dejar de lado y es un comportamiento casi de GT con un nivel de confort altísimo.

un comportamiento casi de GT con un nivel de confort altísimo

¿Te alcanza esta combinación dinámica para ir por el 308 S Allure Plus? Yo te conté sus principales ventajas y desventajas, pero también podés enfrentarlo a la competencia en el Comparador de Autocosmos (click acá) para facilitar tu decisión de compra.

 

Test Drive Peugeot 308 S Allure Plus

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos