Vendé tu auto

Ganate el alquiler gratis de un Toyota a elección

Participá
Tips y Consejos

Mitos y realidades sobre el uso y abuso de los neumáticos

Te contamos cuándo cambiarlos, cómo cuidarlos y más detalles.

Mitos y realidades sobre el uso y abuso de los neumáticos

Existen muchos mitos acerca del cuidado de los neumáticos, lo que genera dudas de todo tipo: ¿Cuándo se deben cambiar? ¿Cuál es la presión correcta de inflado y cuándo se debe hacer? ¿En qué me tengo que fijar cuándo compre gomas nuevas? ¿Cuál es la correcta para mi auto? Bueno, llegó el momento de aclarar todo y despejar cualquier inquietud. 

La presión correcta de los neúmaticos

Se dice que la presión correcta de los neumáticos es de 28, 30 ó 32 libras por pulgada cuadrada (PSI, pound per square inch). Sin embargo, la realidad es que la presión correcta de la llanta es la que te indica el fabricante en el manual de usuario. Algunas marcas colocan una calcomanía en el marco de la tapa del baúl o del portón trasero del auto, del lado del conductor, con los datos de presión adecuados.

Por lo tanto, te recomendamos revisar los datos del manual, ya que allí encontrarás certezas acerca de la correcta presión de los neumáticos delanteros o traseros.  En caso de que compres neumáticos nuevos, mirá los stickers y lee la presión que recomienda el fabricante.

Por último, no tenés que revisar la presión de los neumáticos en la estación de servicio, ya que, al haberse usado recientemente, se calientan, por lo que te darán un valor incorrecto. La medición se debe realizar cuándo la goma esté fría, es decir antes de empezar el movimiento del auto.

Mis neumáticos se ven cómo nuevos y no tienen ningún desgaste. ¿Tengo que cambiarlos igual?

Si sos de los que usa poco el auto o recorrés pocos kilómetros, es un hecho que el desgaste que presenten los neumáticos será mínimo, por lo que se verán casi como nuevos. En este caso, el mito está en que se cree que si se ven bien, no es necesario cambiarlas, lo cual es incorrecto.

En concreto, si tus neumáticos tienen más de cinco años de vida, los tenés que cambiar, sin importar si se ven como nuevos, ya que el caucho tiene una vigencia de uso de cinco años. Después, el material se empieza a degradar, se rompe o se endurece, lo que provoca que el neumático se dañe fácilmente o que no se tenga buena adherencia en las curvas, al grado de que el auto puede llegar a patinar.

Si querés saber cuál es la vigencia de tus neumáticos, tenés que revisar su lateral y buscar un recuadro con cuatro dígitos, que te indica la semana y el año en qué fue fabricado, tal como se ve en la imagen que está justo debajo del último subtitulo.

¿Cómo sé si mi neumático ya está desgastado o si debo cambiarlo?

El problema recién citado puede tener una respuesta muy obvia, pero nunca está de más aclarar para evitar errores:

Revisión visual 1

  • La banda de rodamiento debe contar con las líneas, dibujos y canaletas pertinentes.
    Resultan claves para que el agua drene debidamente y el auto frene correctamente.
    En caso de que el neumático esté liso, el auto no tendrá buen agarre, por lo que patinará al transitar por piso mojado, y le hará perder el control a quien maneja.
  • Conclusión: si la banda de rodamiento está lista, hay que cambiar el neumático.

Revisión visual 2

  • Ver que la banda de rodamiento desgaste de forma pareja
    Que no haya un desgaste mayor en la parte interna o externa
    Si eso ocurre, puede ser producto de un problema de alineación o balanceo, amortiguadores en mal estado, o el mal inflado del neumático.
    Si el neumático está muy desgastado, tanto en su parte interna como externa, hay que preguntarle a un gomero. 
    El especialista te dirá cómo proceder y qué reparar.

Revisión visual 3

  • Que el lateral del neumático no esté partido, con grietas o rajaduras
    Nacen por el envejecimiento de la llanta y por las altas temperaturas, ocasionadas por el calor o por el uso frecuente en caminos irregulares.
    Si cuenta con cualquiera de estos tres daños, tenés que cambiarlo.

Cuando se tiene una pinchadura o daño en el lateral del neumático, es común que se lo emparche. Si pensás en hacerle esto a tu neumático o ya lo tiene, te recomendamos usarlo sólo como una opción de emergencia, ya que a altas velocidades suele romperse o desprenderse.

Finalmente tenemos la burbuja u ondulación. Se trata del problema más común, que se forma cuando se pasa de manera descuidada por un bache. El neumático se golpea contra la llanta, ocasionando que las cuerdas de acero del costado se rompan, lo que luego deriva en que el aire forme la burbuja.

¿Cuál es el neumático correcto para mi auto? ¿En qué me debo fijar?

Aclarado todo lo anterior y sabiendo que necesitás cambiar alguno de los neumáticos, ahora te contamos en qué te tenés que fijar a la hora de comprar uno nuevo:

  1. Revisá la fecha de vencimiento
    A veces podés encontrarte gomas muy baratas pero que tienen mucho tiempo guardadas y que los comerciantes necesitan venderlas sí o sí.
  2. Compra un neumático con las mismas características que el de tu auto
    De no hacerlo, va afectarte de varias maneras.
    Si es un neumático con un lateral más chico, será más propenso a dañar la llanta, más precisamente al momento de absorber el golpe de un bache.
    Si la banda de rodamiento es más ancha, tendrás mejor agarre pero mayor consumo de combustible (al tener mayor contacto con la superficie, se necesita mayor energía para mover la rueda) 
    Otro caso: tendrás qué modificar el guardabarros de tu auto, porque seguramente raspará la parte interna o estará rozándola todo el tiempo

Ahora, ¿cuáles son las características a las que nos referimos y a las que te tenés que fijar para comprar el mismo neumático? Tenés que mirar la mezcla de números y letras que vienen en el lateral de la goma:

  • La "P" nos indica que es un neumático para vehículos de pasajeros.
    La letra cambiará si es para uno de carga
  • El "205" se refiere al ancho de la banda de rodamiento, reflejado en milímetros.
  • El "60" es la medida en porcentaje en relación al ancho de la banda de rodamiento
    En otras palabras, es la altura del lateral del neumático, que va desde la llanta hasta la banda de rodamiento.
    En el caso de la foto, el 60% de los 205 mm es 123 mm.
  • La "R" significa que es un neumático de construcción radial.
  • El "16" nos indica que es para usarse en una llanta de 16”.

Esperamos que hayas despejado todas tus dudas sobre los neumáticos, los cuides apropiadamente y que esto te sirva de guía para tus futuras compras. Ahora te toca a vos: ¿Qué más te gustaría saber sobre los neumáticos? ¿Te quedó alguna duda? Compartí tu opinión en los comentarios, siempre con respeto.

Jorge Blancarte recomienda

Contanos que opinas