Vendé tu auto
Industria

Renault vende Lada a un precio irrisorio

El comprador es el gobierno ruso, pero los motivos son, en parte, ucranianos.

Renault vende Lada a un precio irrisorio

Parece que se termina una alianza histórica, o al menos se toma un receso. Renault está en negociaciones para vender sus acciones en AvtoVAZ, la empresa matriz de Lada, por un monto verdaderamente ridículo: un rublo.

El anuncio fue hecho por el Ministro de Comercio e Industria de Rusia, Denis Manturov. Aunque la marca francesa no dio declaraciones al respecto, lo cierto es que de a poco se está retirando de Rusia, razón por la cual está en proceso de venderle el 68% de su participación en AvtoVAZ y su fábrica de Moscú (donde se producen modelos como el Renault Captur y Dacia Duster) a Nami, un instituto científico que depende del Ministerio de Industria ruso.

Si bien Renault tendrá una opción de recompra de sus acciones en “cinco o seis años”, lo cierto es que parece que el Kremlin saldrá ganando.

¿Por qué Renault vende sus acciones en Rusia?

Que el gobierno ruso pueda comprar una de las fábricas más importantes del país a un rublo no parece un mal negocio.

Hay dos motivos principales por los que Renault se desprende de sus acciones en suelo ruso: la presión de las autoridades ucranianas y otro es la escasez de componentes. En primer término, el pasado 23 de marzo el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, no titubeó en llamar a un boicot mundial a Renault por “su negativa a salir de Rusia”. Sin embargo, las fábricas de Renault/AvtoVAZ en Moscú ya estaban cerradas desde finales de febrero, debido a que las sanciones occidentales contra Rusia les impedían suministrar componentes.

Lo paradójico es que, gracias a que Renault cedió al reclamo de Ucrania y Occidente, el principal beneficiario de todo esto es Rusia, que puede nacionalizar a la marca automotriz más importante de su país por un precio simbólico. Si bien Renault podría recomprar sus acciones en cinco o seis años, es un hecho que no lo podrá hacer por el mismo precio que las deja. Al respecto, el mismo Denis Mantourov señala pícaramente: “Si hacemos inversiones durante este período, esto también se tendrá en cuenta en el valor del reembolso”.

El Lada Niva ya tiene una nueva generación, pero sigue existiendo demanda por el modelo clásico.

La futura dirección de AvtoVAZ estaría a cargo del mencionado instituto Nami, pero también por el conglomerado militar-industrial ruso Rostec, otro de los accionistas de AvtoVAZ. Al final, más allá de que pueda ser visto como una victoria ucraniana el hecho de forzar la salida de Renault de uno de sus mercados más importantes, este pase de manos podría ser una de las primeras represalias de Rusia contra las empresas occidentales.

Para peor,  es claro que Renault pierde un mercado importante. Lada es la marca más importante de Rusia, con una cuota de mercado del 21% en vehículos nuevos. Al convertirse en el accionista mayoritario de AvtoVAZ en 2008, Renault se había abierto un mercado importantísimo. Como para darnos una idea, el año pasado el grupo galo vendió en ese país unos 500.000 vehículos nuevos, casi tantos como los que comercializó en Francia.

Ahora te toca a vos: ¿Qué opinás sobre lo acontecido en Rusia? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto.

Test Renault Duster 1.6L Manual: desde la base

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas