Vendé tu auto
Test drive

Test FIAT Pulse 1.3L MT5, de viaje a Córdoba

¿Sirve para la ruta el crossover con motor chico? ¿Vale la pena el precio con esa mecánica? Lee esta prueba de manejo

Test FIAT Pulse 1.3L MT5

Históricamente me quejé de los SUV para el segmento B por venir con potencia de hatchback chico, pero con más volumen, área frontal y peso, lo que repercute en ruta, viajando a muchas rpm (ruido) y con poca capacidad de sobrepaso.

Gran parte de todo esto cambió con los motores turbo, si bien la potencia no es mucha, su alto torque les permite “crucerear” con el motor relativamente “planchado” y hacer sorpasos efectivos.

El FIAT Pulse vino con una propuesta doble, por un lado el motor T200 (1.0 Turbo) con 200 Nm cuyas cifras medí en su test, y el 1.3L 8V con 99 CV y 127 Nm, cifras modestas para viajes largos ¿Cierto? Bueno, hice algo intermedio, lo llevé hasta Rio Ceballos, Córdoba, que es todo autovía y de paso, aproveché para probar si tiene virtudes en tierra y caminos de curvas.

FIAT Pulse 1.3L Drive: Diseño de base

Test FIAT Pulse 1.3L MT5

La tierra, como comenté en el video, es parte del viaje que incluyó caminos de tierra.

Estéticamente el Pulse sigue siendo una suerte de cruza, o mejor dicho crossover entre un Argo (toda el área de la cabina es la misma) y un aventurero con capot más plano y alto, portón más robusto, además de luces traseras y frontal específicos, más despeje y protectores en todo el perímetro inferior.

Respecto del Pulse Impetus probado anteriormente cambian:

  • La lámina superior cromada pasa a metalizada
  • Desaparecen los cromados y las luces de curva de las tomas de aire laterales
  • Sale el labio metalizado inferior
  • No hay carrocería bi tono
  • Las ruedas son 195/60 R16 (Vs 205/50 R17)
  • Desaparecen decorados en la parte trasera
  • Mantiene las barras de techo
  • Mantiene luces Full LED

FIAT Pulse 1.3 Drive: Interior

Test FIAT Pulse 1.3L MT5

En el interior pasa algo similar, se mantiene el mismo tablero y el mismo equipo multimedia con:

  • Pantalla de 10”
  • GPS propio
  • Widgets
  • Cámara de retroceso HD
  • Android y Apple sin cables
  • Cargador inalámbrico.

Además de la palanca de cambios, las diferencias más notorias están en los decorados sin negros brillantes, molduras metalizadas, tapizados de cuero (incluyendo volante), ni apoyabrazos (al menos en el manual me parece correcto).

Detrás del volante el clásico cuadro de instrumentos de FIAT toma el lugar del nuevo digital de 7” presente en el Pulse full, Toro y nuevo Renegade. Igual al del Cronos, el cluster tiene mucha información a la vista con dos indicadores de aguja relativamente chicos, temperatura y tanque digitales con escala detallada, y display moncromo con muchas opciones.

Hay plásticos que podrían sentirse más sólidos, especialmente la consola central, y los tapizados de tela se sienten más pensados para durar que ser lindos.

El espacio en las plazas traseras es correcto. FIAT declara 370 litros de baúl, 70 más que en el Argo, que a mi parecer se deben a la rueda de auxilio chica colocada en el crossover. Además, el piso y los revestimientos del área de carga podrían ser mejores.

FIAT Pulse 1.3 MT5: Comportamiento dinámico

Test FIAT Pulse 1.3L MT5

Llega la hora de la verdad, que tal es la parte móvil de este auto. Al frente tenemos el conocido 1.3L con caja manual de quinta y opción de automática CVT como ofrece el Cronos desde su renovación.

Motor 1.3L

  • 4 cilindros 8 válvulas
  • Cadenero
  • 99 CV a 6.000 rpm
  • 127 Nm a 4.000 rpm

La posición de manejo no ofrece regulación de profundidad del volante, que está recubierto en una goma de muy buen tacto, y el asiento queda relativamente alto aún en la posición más baja. La visibilidad en general es buena, incluyendo los retrovisores bien grandes.

Se destaca el respaldo de la butaca, cómodo, de buen agarre y que cuidó mi espalda en los más de 700 km de ida (idem vuelta) entre casa y Rio Ceballos, Córdoba.

Pulse 1.3L manual en ciudad y tierra

Test FIAT Pulse 1.3L MT5

Arrancamos y es todo fácil, la dirección de asistencia eléctrica es ligera, la pedalera cómoda, la selectora algo gomosa y de recorridos algo largos, especialmente hacia 5º.

Las suspensiones filtran bien, se nota que el Pulse está “seteado” hacia el confort. Además, hay que tener ganas (por decirlo de alguna manera) para que toque abajo.

En los caminos de tierra de Córdoba se agradecieron despeje, suavidad y el correcto talón del caucho que permitieron circular con tranquilidad, sin golpes, ni miedos a romper una rueda.

El empuje del motor es correcto, ayudado por una caja de relaciones cortas que le permite aprovechar el pique corto.

Saliendo a la ruta con el Pulse 1.3L MT5

Test FIAT Pulse 1.3L MT5

Acá es donde el FIAT se siente menos cómodo. Primero, a 120 km/h reales (123 de velocímetro) va con 3.500 rpm, no es exagerado, pero si al borde de empezar a ser ruidoso. La insonorizacíon es buena, pero tampoco inquebrantable.

Lo segundo es el planteo de dirección y suspensiones, ya lo había notado en test del Pulse turbo, va bien plantado, pero podría ser más firme en el primer aspecto y más preciso en el segundo.

Además de los caminos de tierra, allá en Córdoba salió paseo por el Camino del Cuadrado, un recorrido con asfalto en buen estado, grandes desniveles y curvas de todos los tipos. Allí, el Pulse fue un buen aliado para disfrutar del hermoso paisaje, paseando tranquilo, sin apuros; eso sí, hay que usar seguido la palanca de cambios para hacer rendir al motor en las trepadas.

Conclusiones FIAT Pulse 1.3 MT5

Test FIAT Pulse 1.3L MT5

Notarás que no hablé de consumos ni de recuperaciones, me lo guardé para el final, porque es lo que me va a definir las conclusiones.

80 120 km/h Pulse 1.3L MT5

  • En 5º: 19 segundos
  • En 4º: 12,5 segundos
  • En 3º: 11,3 segundos (termina en cuarta)

Analizando esta medición que puede simular un sobrepaso, creo que el 1.3L no encaja con un vehículo que se sitúa por encima del Argo y por el que se cobra el plus del formato crossover/SUV, especialmente si vas a hacer mucha ruta.

En autovías se la banca con lo justo, en zonas con grandes desniveles hay que usar mucho la caja, y en ruta con sobrepasos ya no es tan efectivo. También hay que tener en cuenta que a 120 reales ya gastó 6,9 L/100 km (bastante mas cuando hubo vientos en contra) y que está al borde de pasar los límites de una correcta insonorización.

Ahora que el mercado está muy distorsionado debido a las restricciones de importaciones y el precio se termina definiendo azarosamente en las concesionarias, puede ser que el Pulse se justifique, pero por su propuesta solo debería de ofrecerse con el motor 1.0 Turbo.

Obviamente lo anterior es mi opinión y vos podés tener una muy distinta. Tu punto de vista va a ser un gran aporte siempre y cuando comentes sin agredir y argumentando; así podremos tener un diálogo que nos ayude entre todos a tomar las mejores decisiones de compra.

Test FIAt Pulse Turbo

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas