Prueba Toyota Etios automático
25/10/2016 Pruebas de manejo

Prueba Toyota Etios automático

La renovación del compacto nipón incluyó una caja automática. ¿Alcanzarán 4 cambios para aprovechar las mejoras del modelo?

En pocos años desde su lanzamiento en el país, el Toyota Etios pasó de ser un auto buscado por su confiabilidad y racionalidad, a un modelo que también tiene para ofrecer otras virtudes. La clave estuvo en sus varias actualizaciones, pero especialmente en la última, una suerte de Service Pack que no tocó la estética, pero mejoró mucho la experiencia a bordo.

¿Tendrá un funcionamiento tosco, lento y deficitario o nos sorprenderá?

 
Ya probamos a la versión sedán con caja manual de 6º, y ahora es el turbo de probar otra de sus novedades, también en la transmisión, la versión automática. En los papeles aparece una primera duda, solo tiene 4 cambios, ¿será un sistema vetusto?, ¿tendrá un funcionamiento tosco, lento y deficitario o nos sorprenderá? En eso voy a centrar esta prueba.

 

¿Los 4 fantásticos?

Toyota escogió una caja automática convencional para el Etios y de ahí la preocupación por su andar. El problema es el siguiente, este tipo de sistemas evolucionó mucho, pero en los modelos más económicos suelen ser vetustos y esto implica en un paso lento de cambios, ruido y sobre todo mucho resbalado en el acople, que se traduce en pérdida de performance y aumento de consumo. Un indicador de la antigüedad de estas cajas es la baja cantidad de cambios.

Con todos estos prejuicios encima, el renovado Toyota Etios automático se encargó de irnos dando sorpresa tras sorpresa

Con todos estos prejuicios encima, el renovado Toyota Etios automático se encargó de irnos dando sorpresa tras sorpresa. Empecemos por poner directa. Pisamos el acelerador y el chiquitín se pone en movimiento rápido, sin tener que esperar una eternidad hasta que el convertidor de par empalme. Si seguimos a marcha calma, los cambios van pasando hacia arriba, o bajando, de manera casi imperceptible ¡Milagro!

Obviamente que con cuatro cambios no se pueden hacer milagros, en el caso del Etios AT no le podemos pedir que se comporte como un deportivo, aunque en realidad tampoco es el enfoque del modelo. Al tener 4 cambios, obviamente no tiene el escalado de relaciones para aprovechar mejor los 103 CV del 1.5L, pero para mi sorpresa, usando con moderación el acelerador la computadora devolvió consumos urbanos casi al nivel de la versión manual.

Los cambios van pasando hacia arriba, o bajando, de manera casi imperceptible ¡Milagro!

En ruta, la falta de un amplio abanico de relaciones se puede traducir en un tacómetro encolerizado, o sea en más ruido del motor y consumo. En el caso del Etios automático, viaja más “enroscado” que en el manual, pero la 4º larga tampoco deja que llegue a niveles ásperos. Acompañado por la mejora en la insonorización dela cabina, la rumorosidad se mantiene en niveles civilizados y los consumos en niveles correctos. Solo cuando queremos una aceleración más vigorosa extrañamos tener cambios intermedios y si vamos fuerte sobre el pedal derecho el rebaje manda las rpm muy arriba lo que nos puede costar el comentario de “no pistees” de nuestro/a acompañante.

 

Conclusiones

En resumen, teniendo en cuenta que ya varios modelos compactos tienen transmisiones automáticas de 6 relaciones o CVT, la adopción de la caja de solo 4 cambios marca una desventaja para el Etios. Pero lo que en los papeles es negativo, en la vida real se ve minimizado por su buen desempeño. Además, no incrementa salvajemente el precio, uno de los atractivos del Toyota Etios.

Lo que en los papeles es negativo, en la vida real se ve minimizado por su buen desempeño

Como dije antes, hay que dejar de lado toda pretensión de deportividad o de andar brioso, pero si buscamos al Etios como un medio de transporte cómodo y eficiente, nos entrega un andar fluido, con pocos tirones y sobre todo casi libre del típico, molesto e ineficiente resbalado del convertidor de par.

Si a lo anterior le sumamos las mejoras que recibió en su último upgrade (ver acá la prueba al modelo manual) vemos que el Etios sigue sumando argumentos para que las razones de compra sigan siendo racionales, pero no estrictamente la confiabilidad e imagen de la marca.

Galería Toyota Etios Automático a prueba

Toyota Etios Automático a prueba

1 de 29

Mirá la prueba al renovado Toyota Etios manual

¿Qué opinás? Contanos