WRC 2017: Así vivimos el Rally de Argentina junto a Toyota
02/05/2017 Automovilismo

WRC 2017: Así vivimos el Rally de Argentina junto a Toyota

Nos subimos a bordo de un Etios con 315 CV y visitamos los boxes de Toyota Gazoo Racing.

El Rally Argentina es una de las carreras más apasionantes que se pueden vivir en el mundo. Invitado por Toyota Argentina, tuve la oportunidad de experimentar por primera vez un evento de semejante magnitud de manera presencial. Lo vivido en Córdoba fue realmente una experiencia maravillosa que sin dudas hace de esta fecha del WRC, uno de los hechos deportivos más trascendentales que se viven en nuestro país.

La victoria de Thierry Neuville (crónica que podés leer acá) y lo estrictamente deportivo quedarán a un lado en esta nota, para dejarle el lugar central a las experiencias que sucedieron a lo largo de los tres días que duró mi estadía en la provincia mediterránea. Velocidad, polvo y un marco impresionante que no hacen más que confirmar el privilegio de ser organizadores del Rally desde los años 80's.

Una vuelta en el Etios más poderoso del mundo 

El Toyota Etios es un auto que se destaca por su practicidad y durabilidad, pero no es un auto que se destaque particularmente por sus características en el campo de la deportividad. Sin embargo, los hermanos paraguayos Alejo y Marcos Galanti decidieron que el hatchback era ideal para afrontar los duros caminos que se encuentran en las competencias de rally. Y el resultado es más que interesante.

Utilizando un motor sacado de la Celica, pero reducido a 1.6L, este Etios hace el 0 a 100 en alrededor de 5” y tiene más de 300 caballos de fuerza. Nació para ser usado en la categorías inferiores a los potentes World Rally Cars (que erogan 380 CV), pero una vez arriba, los neófitos sentimos la adrenalina y el poder que generan los autos de competición.

Con el Fernet Branca Super Prime como locación elegida (la misma donde se llevaron a cabo los Súper Especiales 5 y 9 del Rally Argentina), nos subimos al asiento del co-piloto para vivir una vuelta arriba del Etios más poderoso del mundo. Derrapes, saltos y frenadas fueron parte de una experiencia genial, vivida dentro de un verdadero auto de competición, equipado con jaula de protección, butacas de competición (que te abrazan de manera tal que moverte es casi imposible) y un chasis preparado para recibir todo tipo de golpes y maltratos, tan comunes en este tipo de circuitos.

Ruidoso y genial

Obviamente no nos íbamos a ir de Córdoba sin presenciar en vivo y en directo algunos tramos de la carrera en sí. En total fueron tres las experiencias al costado de la pista. El viernes pudimos ver el Súper Especial 5 y 9, ambos en el ya mencionado Fernet Branca Super Prime, donde los autos de WRC, WRC2 y Maxi Rally deleitaron al público presente con una demostración plena de poder y velocidad. Lo mejor de este tipo de tramos es la posibilidad de ubicarte de manera inmejorable para poder ver en vivo las maniobras que hacen levantar a los espectadores de los asientos.

Ya al mediodía del sábado, el tramo Tanti-Villa Bustos fue nuestra última experiencia del WRC, en donde los autos del Rally ascienden las sierras cordobesas dejando atrás nubes enormes de polvo y tierra que se impregnan en las cámaras y en la ropa de los miles de fanáticos que se bancaron el sol para poder ver, aunque sea sólo segundos, a los Fiesta, Yaris, i20 y C3 que adornan esta temporada del campeonato. Con más potencia que nunca, la fecha argentina del WRC es una muestra perfecta de la unión que tanto busca la FIA entre el público y los protagonistas del evento, los pilotos y sus vehículos. En pocos lugares del mundo se vive el Rally como se vive en Argentina, con un marco realmente espectacular.

Clásico y Moderno

Para placer de aquellos nostálgicos, la ciudad de Córdoba fue sede de un desfile de clásicos que decoró el Rally. Vehículos históricos, de todas las marcas y modelos dijeron presente en un momento muy simpático que seguramente unió generaciones. Para ver un poco de qué se trató, podés poner play en el video que te dejamos acá para disfrutar del pequeño desfile.

Finés simpático y mecánicos contrarreloj 

Ya pasada la “Co-Driving Experience” y los Súper Especiales, era tiempo de disfrutar de una actividad, que si bien no es tan central como la misma competición, es parte esencial del desarrollo de cualquier fecha de WRC. Se trata de una visita a los boxes ubicados en el Parque de Asistencia, donde el carisma del piloto de Toyota Gazoo Racing, el finés Jari-Matti Latvala, se hizo presente para delirio de los fanáticos que aguardaban su presencia. Sencillo y divertido, el ganador del Rally Argentina 2014 saludó brevemente al público y bromeó con los miembros del equipo, que se dispusieron a trabajar sobre el machucado Yaris en tiempo récord. Con sólo 45 minutos en el reloj, los ingenieros repararon el auto para dejarlo preparado para seguir su camino con miras a los pocos tramos que quedaban.

Un cierre de lujo

Finalmente, cómo no podía ser de otra manera, fue el broche de oro del fin de semana. Agolpados en el palco, fuimos testigos de la ceremonia de premiación que subió al podio al belga Neuville, el gran ganador, junto a sus perseguidores Elfyl Evans y Ott Tänak. En medio de reconocimientos, trofeos y el clásico champagne, se cerraba una fantástica edición del Rally Argentina, marcada por la reconocida pasión de los espectadores y todo lo que conlleva organizar un evento que ya se encuentra entre los más importantes del automovilismo mundial.

 

Galería WRC 2017: Rally de Argentina

WRC Rally Argentina 2017

1 de 26

¿Qué opinás? Contanos