Autos clásicos

¿Cuales son las diferencias entre un todoterreno, un SUV y un crossover?

Te decimos las principales características de cada uno.

¿Cuales son las diferencias entre un todoterreno, un SUV y un crossover?

Los 4X4 se han convertido en un producto muy jugoso para las automotrices. En su momento, las denominadas minivan o MPVs grandes fueron los vehículos predilectos, pero ahora los denominados todoterrenos, SUVs y crossovers son los modelos que se disputan el mercado. No obstante, estos tres términos no son sinónimos y cada tipo de vehículo es muy diferente del otro, aunque por momentos parezcan iguales.

Pensando en resolver esta duda, procedemos a decirte las diferencias entre estas tres opciones para salir del asfalto.

Tradicionalmente, los vehículos todoterreno cuentan con una estructura o carrocería montada sobre un chasis, también poseen tracción en las cuatro ruedas con reductora o “Baja” y suspensiones elevadas de eje sólido (actualmente solo en el tren posterior, aunque los Wrangler y Defender lo aplican en ambos frentes). Este tipo de vehículos son los que efectivamente nos permiten alcanzar lugares exóticos con toda la familia a bordo, sin embargo tienen como desventaja que no son muy confortables, ni estables, y consumen mucho.

Los SUVs (Sport Utility Vehicle / Vehículo Deportivo Utilitario) se encuentran un peldaño más abajo del salvajismo, ya que conservan la estética de los todoterreno y mantienen algunas de sus características, como mayor despeje que un sedán familiar, pero carecen de reductora.

Si bien existen auténticos Todoterreno con estructura autoportante, como la Mitsubishi Montero, todos los SUVs recurren a esta solución, la misma utilizada en los vehículos familiares. Además, los SUVs tienen suspensiones independientes en ambos ejes, restándole solidez y capacidad off-road, pero sumando refinamiento sobre asfalto. Ejemplos de SUVs son la Toyota RAV4, la Honda CR-V, o la Hyundai Santa Fe.

Por último tenemos a los crossovers y a los aventureros, vehículos que se basan en las plataformas de los autos de calle, añadiéndoles elementos de estilo off-road como protectores en los guardabarros. Además, cuentan con mayor despeje, pero generalmente menor al de un todoterreno o un SUV. Debido a que conservan la carrocería monocasco (autoportante) del auto en que está basado, un crossover se siente y se maneja de forma similar.

Finalmente podemos dividir el último grupo en dos, los crossovers que suelen tener tracción integral como el Subaru Outback o el Mitsubishi Outlander y los aventureros que solo cuentan con tracción simple como los FIAT Palio Adventure, Renault Sandero Stepway o el Volkswagen CrossFox, por solo nombrar algunos.

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinás? Contanos