Vendé tu auto
Novedades

Le Mons, el concurso que se burla de Pebble Beach

Cientos de autos olvidados se presentan lejos de las luces de Pebble Beach.

Le Mons, el concurso que se burla de Pebble Beach

Es el lado B de la Semana del Automóvil de Monterey, una especia de burla al "elitisimo" de Pebble Beach y sus precios inalcanzables, excepto para un reducido grupo de afortunados. ¿Para tanto? Bueno, los tres días en Laguna Seca para ver las carreras de clásicos cuestan desde USD 160; para el Concurso de Elegancia, USD 375; y para entrar a cualquier subasta, USD 150 a 300.

Es cierto que hay cosas gratis en Monterey, partiendo por la verdadera exhibición de autos en la calle con superdeportivos de colección, joyas pasadas y ejemplares únicos estacionados en cualquier parte. Pero lo mejor se llama Le Mons.

No, no es la carrera de 24 horas mal escrita. Se trata de un evento que se realiza cada año en el centro de Seaside, a pocos kilómetros de Monterey y según su propia definición, agrupa a "lo peor de la industria del automóvil", que compiten por premios algo particulares. Ejemplos sobran: Cinturón de Óxido para Basuras Americanas, Triste Bretaña, Ganado Galo, Italiano Complicando de Inmediato, El Autocomplaciente Auto Salchicha, Aparato Japonés que Chupa el Alma, Albóndigas Suecas y Pacto de Varsovia son algunas categorías que premian a las chatarras provenientes de todo el mundo.

¿Más categorías especiales? Terribles 2, dedicado a las segundas generaciones de Mustang y Camaro, El auto más contaminante, cuyo título se entrega al que más humo emana de sus escapes. Hay una categoría para los rechazados de los concursos "serios" y otra llamada Triunfos de la Ingeniería para modelos como el Ford Pinto o el Chevrolet Vega, famosos por sus problemas mecánicos.

El evento es completamente gratuito y es posible ver en Estados Unidos, modelos de Peugeot, Citroën o Renault. También anida algún Yugo y un Lada, una rareza considerando su origen. Hay un colectivo de dos pisos británico y un MG chocado que anda con el radiador colgando. Incluso hay un Zombie Killer, un auto hecho para el apocalipsis.

Sin dudas, un concurso digno de ser presenciado. Mirá las imágenes y contanos... ¿qué auto se te ocurre podría participar acá? ¿Alguna vez tuviste un coche perfecto para Le Mons?

 

Marcelo Palomino recomienda

Contanos que opinas