Novedades

El Volvo XC60 híbrido ya se vende en Europa

XC60 Recharge es la nueva variante enchufable del SUV sueco. Junto a él aparecen novedosas versiones micro híbridas.

El Volvo XC60 híbrido ya se vende en Europa

En octubre del 2019 Volvo estrenó su primer modelo 100% eléctrico, el XC40 Recharge, cuya denominación marcó el distintivo que tendrán todos los futuros vehículos enchufables de la marca sueca. Siete meses después, acaba de lanzar el segundo de la saga: el nuevo XC60 Recharge.

La firma escandinava acaba de develar la gama completa con la que pasará a comercializarse al XC60 en Europa, cuya principal novedad es la mencionada versión Recharge, que a diferencia del XC40 es un híbrido plug-in. A ella se le suman nuevas opciones térmicas y tres versiones microhíbridas, (dos Diésel y una naftera) a la vez que ofrece variantes de tracción delantera y total, con caja manual y automática. 

Los XC60 electrificados

El XC60 Recharge es un PHEV o híbrido enchufable que cuenta con un motor eléctrico de 65 kW (87 CV) asociado a una batería de iones de litio de 11,6 kWh, y que ofrece entre 45 y 54 kilómetros de autonomía puramente eléctrica, dependiendo de la versión.

Este impulsor está acoplado a dos bloques de combustión: el T8 Twin, un 2.0 Turbo con 303 CV, y el nuevo T6 Twin, un 2.0T con 253 CV, ambos asociados a una caja automática de ocho relaciones y con tracción total. En suma, la potencia del sistema completo alcanza los 390 CV en el primer caso y los 341 CV en el segundo. En cuanto a su consumo y emisiones, el híbrido homologa (WLTP) entre 35 y 43 km/litro, dependiendo del motor y estilo de manejo

Por otro lado, todos los XC60 Recharge estarán disponibles con dos niveles de equipamiento interior y acabados: Inscription y R-Design.

Por el lado de los microhíbridos (Myld Hybrid), se ofrecerá una gama con dos opciones Diésel (B4 y B5) y una naftera (B4). Las primeras ofrecen una potencia de 197 y 253 CV respectivamente, mientras que la última  está en 197 CV. Estos motores se asocian a un propulsor eléctrico de 10 kW (14 CV) y a una batería de 48v, que se recarga mediante frenada regenerativa. Con cualquiera de las tres se reducen las emisiones y los consumos en un 15%, según especificó la marca.

Otra novedad en el modelo es un nuevo dispositivo de arranque por embriaguez, que bloquea el encendido del motor en caso de que el conductor supere el límite de alcoholemia. Además, ofrece en su equipamiento de serie un cargador inalámbrico para celulares, un multifiltro "Clean Zone" con sensor de partículas, un nuevo Head-Up Display (información reflejada en el parabrisas) y puertos USB-C.

Entre sus elementos de seguridad activa y pasiva, el XC60 incluye de serie siete airbags, ESP, control antivuelco y Pilot Assist, entre lo principal. Además, el City Safety se actualizó al agregar un sistema que actúa sobre la dirección cuando se activa la frenada de emergencia, ayudándola a realizar una maniobra determinada de forma automática. También cuenta con el sistema de permanencia en el carril y detector de cambio de aquel, reconocimiento de señales y el aviso de colisión frontal con detección de peatones y ciclistas.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos