Vendé tu auto
Tuning

Oro, diamantes y peluche: los Lamborghini especiales más locos del mundo

Repasamos algunos Lambo que fueron tuneados de manera muy particular.

Oro, diamantes y peluche: los Lamborghini especiales más locos del mundo

Si hay una marca deportiva cuyos modelos son muy fáciles de identificar esa es Lamborghini. Pasan los años y, si bien presenta novedades en cada vehículo nuevo, la firma italiana mantiene una idea de diseño general, al presentar modelos bien anchos y con líneas angulosas, entre otras características.

Quizás por la similitud que presentan los autos de la marca de Sant'Agata Bolognese son de los más personalizados, y de formas muy curiosas. Claro, pensemos que quienes los compran son personas con un poder adquisitivo importante, y sumamente capaces de hacer con su decoración lo que se les plazca.

A continuación, te presentamos seis unidades Lamborghini que fueron personalizadas de manera un tanto particular. Después, contamos cuál fue tu favorito o el más feo.

Lamborghini Aventador SVJ lleno de diamantes

Este Lamborghini Aventador SVJ pertenece a la influencer rusa Daria Radionova, quien mandó a decorar a este superdeportivo con ¡dos millones de diamantes! de la reconocida casa Swarovski. El trabajo demandó cerca de 700 horas de trabajo.

Como resultado, quedó un Aventador SVJ con una carrocería reluciente, que recuerda a la Vía Láctea gracias a su base negra cubierta en gran parte por los diamantes.

Lamborghini Sián FKP 37 hecho con LEGO

Al momento de su lanzamiento te hablamos de este particular Lambo. Se trata de un modelo a escala real y realizado íntegramente con bloques LEGO, para cuya construcción se utilizaron más de 400.000 piezas, 20 creadas especialmente para la ocasión.

La labor fue realizada por un equipo de 15 personas, entre ingenieros, diseñadores y técnicos de Lamborghini y LEGO, quienes necesitaron de 8.660 horas (¡360 días!) para su elaboración. En total, el Sián pesa 2.200 kg.

Lamborghini Urus convertido en peluche

Suavecito: Kim Kardashian tiene un Lamborghini Urus de corderito

Otro caso que ya supimos contarte. La idea fue de Kim Kardashian, modelo y empresaria estadounidense, quien tras comprarse el Urus, primer SUV de Lamborghini, decidió cubrirlo con una tela símil piel de cordero para promocionar su marca de ropa.

Prácticamente todo el exterior (incluyendo las tazas) e interior (asientos, volante, puertas y más), fueron tapizados con la tela blanca. ¿Puede ser poco práctico los días de lluvia? Sin dudas, pero al fin y al cabo el objetivo de Kim fue logrado: llamó la atención de todo el mundo.

Lamborghini Huracán de carbono y oro

Este extravagante Lamborghini Huracán fue visto en Estados Unidos. Si bien en el video no se puede apreciar tan claramente, su carrocería está compuesta por fibra de carbono y oro de 24 quilates, nada menos. Aparentemente, el interior del Huracán presenta la misma mezcla de materiales.

Más vale que nunca se nos cruce uno así por el camino, porque si cualquiera de nosotros lo llega a rayar, seguramente nos fundimos.

Lamborghini Huracán Spyder tatuado

El Dr. Woo, reconocido como el tatuador de las estrellas de Estados Unidos (trabajó sobre el cuerpo del rapero Drake y la cantante Miley Cyrus, por ejemplo), aplicó su creatividad en este Lamborghini Huracán Spyder.

Gracias a la base amarilla, la labor del tatuador es claramente visible, tanto en el frente del auto como en la parte trasera y laterales, incluyendo los espejos. El diseño consistió en círculos y líneas perfectas, propias del estilo por el que el propio Dr. Woo se hizo conocido.

Lamborghini Aventador hecho de ¡cartón!

En este caso no se trata de una personalización utilizando un Lambo original, sino que el protagonista es un Lamborghini Aventador hecho de cartón. La idea fue de David Jones, youtuber neozelandés que había manejado uno real en sus vacaciones y que decidió construir uno propio.

Tras apenas dos semanas, el simil Aventador ya estaba armado, e incluso se podía manejar. Bueno, claro que no contaba con las comodidades y piezas de un Aventador original, mientras que su impulsor eran las piernas de su propio conductor. Sí, tracción a sangre.

A pesar de todas sus falencias, el vehículo fue vendido a 10.000 dólares, plata que Jones decidió donar a un hospital de niños local.

Ahora es tu turno: ¿Cuál fue el Lamborghini que más te sorprendió? ¿Te gustaría tener alguno de estos? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto.

Juan Manuel Cardozo recomienda

Contanos que opinas