Vendé tu auto
Autos ecológicos

Matador MH2, el superdeportivo a hidrógeno que llega a los 600 CV

Además de la potencia, se destaca por su interesante trabajo aerodinámico.

Matador MH2, el superdeportivo a hidrógeno que llega a los 600 CV

Es un hecho que con la aparición de la movilidad eléctrica surgieron un gran número de automotrices, de los cuales la mayoría aparecieron con propuestas de diseño y/o rendimiento llamativas. Una de estas fue Matador Group (si, se llama así), compañía eslovaca fundada en 1905 y que pasó de fabricar neumáticos a ser proveedor de autopartes.

Matador MH2: Diseño

Matador Group decidió crear junto con la Universidad Técnica de Košice (la segunda en orden de importancia en Eslovaquia) un superdeportivo impulsado por hidrógeno: el MH2. Se trata de un concept que, visualmente, se destaca por su diseño sumamente aerodinámico, a tal punto que se asemeja a la postura que tienen los atletas de una carrera de 100 metros previo a la salida.

Gracias a su particular diseño, el MH2 permite alcanzar un coeficiente aerodinámico inferior a 0.2, lo que lo ayuda a su autonomía.

Matador MH2: Hidrógeno al poder

El exterior del MH2 se combina con un sistema eléctrico alimentado por hidrógeno que produce una potencia de 600 CV. Así, el superdeportivo puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3.9 segundos, mientras que la velocidad máxima es de aproximadamente 250 km/h.

Matador MH2: Interior

El habitáculo del Matador MH2 tiene espacio para dos pasajeros, que a la altura de sus pies están separados por una consola central que comienza hacia la mitad del torpedo. Además, el interior cuenta con:

  • Volante deportivo
  • Asientos que emulan las butacas de competición
  • Cuadro de instrumentos digital
  • Pantalla táctil
    Se utiliza para todas las funciones operativas
  • Nada de botones y palancas

Por ahora, se desconoce si el Matador MH2 se producirá en serie o solo quedará en esta presentación. ¿Vos qué preferís? ¿Te gustaría que se produzca? ¿Le sumarías algo más? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto.

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas