Vendé tu auto
Novedades

Ferrari 296 GTS el superdeportivo híbrido convertible de 820 CV

Es el hermano con techo "corredizo" del 296 GTB y hereda su misma mecánica con un V6 biturbo y motor eléctrico.

Ferrari 296 GTS el superdeportivo híbrido convertible de 820 CV

A menos de un año de la aparición de la 296 GTB, el superdeportivo híbrido plug-in de 818 hp, Ferrari presenta la versión convertible: el 296 GTS (Gran Turismo Spider).

Aun cuando el estilo de la carrocería es idéntico entre ambas versiones, el 296 GTS resalta aún más las líneas limpias y refinadas, sobre todo con el techo descubierto.

296 GTS Sale un techo, entra mucha ingeniería

Lo que, si es que para preservar las principales características del 296 GTB, el convertible requirió una intensa fase de análisis de las dimensiones técnicas, con la intención de minimizar el impacto de los cambios en el exterior. Por ejemplo, el bastidor del 296 GTS se ha rediseñado y optimizado en comparación con el 296 GTB, esto con el objetivo de garantizar la máxima rigidez torsional y de flexión.

Otra de las novedades de este convertible de Ferrari es el techo rígido retráctil que se abre y se cierra eléctricamente en solo 14 segundos y en con el vehículo en movimiento a una velocidad de hasta 45 km/h.

Al presionar un botón, el techo del 296 GTS se divide en dos partes y, después de plegarse, se guarda sobre el compartimiento del motor. Este mecanismo y los refuerzos de la carrocería aumentan el peso del 296 GTS en 70 kilos respecto del 296 GTB, alcanzando una masa total de 1,540 kg.

Ferrari 296 GTS: potencia híbrida

Donde el 296 GTS y el 296 GTB son totalmente idénticos es en el sistema híbrido plug-in y en la cantidad de poder que emana.

La unidad de potencia incluye un V6 biturbo de 2.6 litros con 663 cv a 8.000 rpm y un motor eléctrico de 167 cavallinos. Combinados, el resultado es de 818 cv y 740 Nm de torque.

Cuando se selecciona el modo de manejo eléctrico, el Ferrari 296 GTS tiene una autonomía de 25 kilómetros, con una velocidad máxima de 135 km/h. Si se usa toda la unidad de potencia completa, puede pasar de 0 a 100 km/h en 2.9 segundos, alcanzar los 200 km/h en 7.3 segundos, mientras que la velocidad final es de 330 km/h.

Si tuvieras la plata, ¿comprarías un auto tan rápido en versión convertible o de techo fijo? Contá por qué en los comentarios, como siempre, explicando tus razones para que todos entendamos tu punto de vista.

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas