Automovilismo

TC: Las cinco victorias más importantes de Dodge de los últimos 30 años

Desde las que hicieron desahogar a una generación hasta la que valió un título. Con ustedes, los mayores éxitos de la marca del Carnero desde 1990.

TC: Las cinco victorias más importantes de Dodge de los últimos 30 años

El Turismo Carretera es la categoría más importante del automovilismo argentino. Es claro que no tiene los autos más modernos, pero su historia y el arraigo popular que se construyó desde los inicios de su existencia (principalmente en el mal llamado interior del país) la hacen por lejos la más destacada. 

Con más de 80 años de vida, la especialidad del deporte motor más longeva del mundo (récord certificado por el Guiness World Records) cuenta con múltiples particularidades, y una de ellas es su parque automotor, que desde hace varias décadas está restringido a cuatro marcas y modelos: Ford FalconChevrolet ChevyTorino y Dodge GTX.

En los últimos 30 calendarios, algunas marcas vivieron mayores momentos de gloria que otras, pero todas supieron disfrutar las mieles de la victoria. Por eso se nos ocurrió realizar una recopilación con las mejores cinco victorias de cada una durante ese periodo, aunque sin armar un ranking específico. Esa elección te la dejamos a vos, que la podés dejar en los comentarios debajo de la nota.  

Ya supimos ocuparnos de los éxitos de Chevrolet y de Ford. Hoy es el turno de los de Dodge, marca que desde hace varios años no celebra un título pero que cuenta con pilotos capaces de conseguirlo.

La Plata 1998 – Se acabó la sequía

Foto: TC La Revista

Los años 90 no fueron los mejores para Dodge. Luego de haber dominado la década anterior (ganó siete títulos, seis consecutivos), la marca de la pentaestrella perdió protagonismo y cedió el paso ante Ford y Chevrolet, que se repartieron todos los títulos de finales del Siglo XX.

A la falta de coronas se le sumó la de triunfos, ítem en el que Dodge apenas sumo 7 éxitos contra los ¡84! de los años 80 y los 16 de los 2000. Entre los pocos halagos hubo una sequía de nada menos que seis años, la segunda más larga en la historia de la marca, y que el 22 de noviembre de 1998 llegó a su final: fue de la mano de Ernesto Bessone (h), el mismo que años después le daría la gloria máxima a los hinchas del Carnero.

Aquella jornada en La Plata, válida por la 15ª y anteúltima fecha del certamen, “Tito” tuvo su primer gran acercamiento con los seguidores de la marca, al ganar por primera vez con ella nada menos que en su segunda carrera defendiéndola, tras varios años (aunque de forma interrumpida) como usuario de Ford.

Desde el sábado Bessone se destacó, al ser el mejor Dodge en clasificación (5º). En su serie, le ganó el pique a Hugo Lepphaille (Chevrolet) y lideró con autoridad, en lo que fue la batería más rápida de la mañana. La Final la dominó de principio a fin, tras mantener su posición de privilegio en la largada por sobre Omar Martínez (Ford). Jamás vio peligrar su posición ni tampoco sufrir con los neumáticos, circunstancia que hacia el final de la prueba dejó a varios rivales fuera de competencia.

El triunfo del porteño dejó atrás los seis años y un mes que habían pasado del último éxito de Dodge, logrado por Juan Manuel Landa el 22/10/1992. Además, resultó ser el primero del motor Cherokee, que equipaba la marca desde el año anterior, y sucedió a poco más de tres meses de la desaparición de Raúl Petrich, referente de la marca que perdió la vida en un accidente en Rafaela. En suma, se trató de un triunfo relevante para la gente del Carnero.

Olavarría 2003 – Única victoria del año, indispensable para volver a la gloria

Cinco años después del primer triunfo Bessone logró el título con Dodge, ese mismo que desde hacía 15 años sus hinchas veían como se lo pasaban de manos entre usuarios de Chevrolet y de Ford. Y para el logro máximo hubo una victoria que resultó imprescindible: la que “Tito” consiguió en Olavarría, el domingo 1º de junio de 2003.

En lo que fue la 7ª cita de la temporada, la Dodge celeste y amarilla logró su único éxito del año tras arribar al hoy “Hermanos Emiliozzi” luchando el campeonato pero no como líder, sino siendo el escolta de Christian Ledesma (Chevrolet).

A pesar de los 75 kilos de lastre que tenía por sus buenos resultados anteriores, el auto Nº7 contó con un grna potencial, lo que le permitió a Bessone atravesar de la mejor manera una neumonitis que lo molestó durante el fin de semana.

Tras clasificar 3º, el porteño se impuso en su serie al ganarle la partida a Juan María Traverso (Chevrolet) y partió la Final desde el 1er lugar, a la par de Ariel Pacho (Torino).  Si bien perdió en el pique, Pacho se exigió tanto que terminó despistándose en la primera curva, por lo que la Dodge retomó el liderazgo.

Bessone controló las acciones y se alejó del resto durante los primeros giros de competencia (pactada a 24 vueltas), pero luego fue perdiendo la ventaja ante el acercamiento de Henry Martin (Ford), el restante vencedor de la mañana. La labor del sanjuanino hizo que hacia el 13er giro la distancia sea menor a un segundo, mientras que tres vueltas más tarde Bessone debió defender su posición luego de que Martin utilizara su succión para “soldarse” a su cola.

Por suerte para el porteño, en la vuelta 17 hizo su aparición el auto de seguridad, lo que ayudó al comportamiento de su auto. Todo lo contrario sucedió con el cuyano, que tras el reinicio perdió temperatura en sus neumáticos y terminó haciendo un trompo, lo que lo relegó en el clasificador.

Sin más complicaciones, Bessone obtuvo su primer y único triunfo del año, el necesario para pelear por la corona. También fue el único de la temporada para Dodge, cuya hinchada a final de año celebraría la consagración de “Tito”.

La Plata 2006 – La técnica actuó: ¡Fontana campeón!

Parece mentira pero ya pasaron 14 años del último título de Dodge. Lo obtuvo Norberto Fontana el 19 de noviembre de 2006 en La Plata y con una particularidad: no lo logró apenas cruzó la bandera a cuadros sino varias horas después, tras la exclusión de su principal rival por el campeonato.

El Autódromo “Roberto Mouras” fue sede de la 15ª y anteúltima fecha del torneo, instancia a la que Fontana arribó como líder de la tabla anual, 16,5 unidades por delante de Diego Aventín (Ford), su perseguidor inmediato y quien había ganado la cita anterior, en Balcarce. El tercero en discordia era Patricio Di Palma (Torino), ubicado a 20 del “Gigante”.

Luego de que ser el mejor de los contendientes a la corona en clasificación (6ª) y el vencedor de su serie, Fontana largó la Final con Sergio Alaux (Chevrolet; ganador de la primera batería) a su lado, y con Aventín, vencedor del parcial restante, por detrás. Su arranque no fue sencillo, ya que no solo no pudo pelearle la vanguardia a la “Chevy” sino que además debió defenderse del “Pumita”, de excelente largada. De todas maneras, pudo mantener el segundo lugar.

El ex F1 permaneció en el puesto de escolta hasta la vuelta 10 de las 25 pactadas: en el reinicio de la prueba tras la primera aparición del auto de seguridad (hubo dos), Aventín aprovechó su poderosa aceleración y lo superó muy facilmente, incluso antes de llegar a la primera curva. Vale recordar que en aquella época los reinicios se realizaban en fila india, y no de a parejas como hoy.

En los giros siguientes Fontana presionó a Aventín pero no lo pudo superar, y para peor perdió el último lugar del podio a manos de Fabián Acuña (Ford). Afortunadamente para él, tres vueltas después recuperó la plaza y fue en busca de Aventín.

El cierre de la prueba incluyó el último ingreso del pace car, lo que hizo eliminar todas las diferencias. En el reinicio, a solo tres giros para el cierre, Alaux (que había hecho una buena diferencia en la punta) no pudo soportar ni a Aventín (lo pasó en plena aceleración) ni a Fontana (en los mixtos), quienes terminaron luchando por la victoria.

Tras infructuosos intentos, el de Arrecifes terminó como escolta del de Morón, que con su éxito achicaba la ventaja del representante de Dodge en el Campeonato de cara al último compromiso, en donde la definición iba a ser entre ellos dos tras el regular paso del “Pato” Di Palma por el “Mouras” (11º). Sin embargo, en la revisión técnica del Falcon se encontraron aros de pistones más finos que los reglamentarios, lo que generó la exclusión de Aventín de todo el fin de semana y la victoria de Fontana, que sumó los puntos necesarios para su consagración.

Rafaela 2010 – El regreso del apellido Castellano a lo más alto

Foto: Tony Bosco.

Durante su década dorada en el TC (años 80), Dodge tuvo dos referentes indiscutidos: Roberto Mouras y Oscar Castellano, quienes se adueñaron de cinco (Mouras tres y Castellano dos) de las siete coronas y de 48 (27 y 21 respectivamente) de las 85 victorias logradas por la marca en aquella época.

Más allá del pase a Ford para disputar sus últimos años de TC, el “Pincho” de Lobería siempre será recordado por la hinchada del Carnero, por lo que la llegada de su hijo a la categoría en 2006, con un Dodge y utilizando los mismos colores de su padre, fueron motivos suficientes para la construcción de un nuevo referente de la marca.

Jonatan logró su primer triunfo en el TC recién cuatro años después de su debut, el 23 de mayo de 2010 en Rafaela. Hasta entonces, había sido protagonista en varios certámenes y ganado seis series, pero por distintas circunstancias nunca había podido plasmar en las finales la contundencia de la Dodge preparada por el equipo familiar, motorizada nada menos que por el “Pincho”.

Aquel fin de semana de la 6ª cita del año, Castellano se mostró fuerte desde el mismo viernes, en el que logró ser el más veloz de la primera clasificación. Dicha posición la ratificó el sábado, inclusive mejorando su tiempo. Sin embargo, las inclemencias climáticas iban a dificultar lo que parecía ser un sólido viaje hacia el triunfo: previo a la serie llovió, por lo que el circuito se mojó y los protagonistas debieron tomar cuidados extras.

Afortunadamente para el bonaerense, la Dodge también mostró un comportamiento sólido en piso húmedo, por lo que venció en el parcial sin complicaciones. Lo que sí, su batería fue la segunda más lenta de la mañana, por lo que la Final la comenzó con Gabriel Ponce de León (Ford) por delante.

La lluvia volvió a presentarse minutos antes de la competencia decisiva, lo que generó cierta incertidumbre. Varios decidieron cambiar neumáticos y partir desde boxes, aunque “Pinchito” y su principal rival, Ponce de León, se mantuvieron con el compuesto liso. Esto les terminó saliendo bien, ya que el agua rápidamente se disipó.

Luego del paso inicial por el primer curvón, Castellano superó a Ponce de León. A partir de allí la Dodge naranja dominó a gusto y placer, a pesar de un ingreso del auto de seguridad que eliminó las diferencias. Así fue que en el “Ovalo” rafaelino y luego de 69 carreras Jonatan Oscar Roberto logró su primer éxito, devolviéndose a un apellido ilustre las mieles de la victoria tras los casi 20 años que habían pasado desde el último triunfo del "Pincho", el 23/06/91 en Balcarce. 

Rafaela 2011 – Trío de Carneros

Foto: Telam.

Un año después del bautismo triunfal de Castellano, Rafaela volvió a ser sede de una gran alegría para los hinchas de Dodge. Se trató de un resultado con podio completo de las coupés GTX, suceso que no se vivía desde la década dorada de la marca, es decir más de dos décadas atrás.

A lo largo de lo que fue la 8ª fecha de la temporada 2011 siempre hubo algún Dodge en los primeros lugares, siendo el recordado Juan Marcos Angelini el de mayor protagonismo, al liderar los dos entrenamientos y la clasificación. En esta última sesión la marca del Carnero obtuvo el 1-3-4, que fue completado por Emiliano Spataro y José Ciantini, ambos detrás de José María López (Chevrolet).

El buen paso de los GTX durante viernes y sábado se repitió el domingo. Por la mañana, Angelini ganó la primera batería con Ciantini detrás, mientras que en la siguiente Castellano (Dodge), que largó 3º, terminó como escolta de López. El último parcial también fue para Dodge, al triunfar Spataro.

La Final lo tuvo a “Pechito” partiendo desde el primer lugar con Spataro a su lado, mientras que por detrás Angelini, Castellano, Mariano Altuna (Chevrolet) y Ciantini completaron las tres primeras filas de la grilla. Cuatro de los seis mejores eran Dodge.

Tras una largada sin incidentes, entre la segunda y la tercera vuelta el “Tati” y “Pinchito” dieron cuenta de la “Hormiga” y quedaron detrás del líder, a quien en el cuarto giro ambos superaron. A partir de allí Angelini se escapó adelante y Castellano hizo lo propio sobre López.

Afortunadamente para las Dodge líderes, el medio mecánico las acompañó y el auto de seguridad (un invitado que casi siempre se hace presente en Rafaela) no apareció, por lo que marcharon raudamente hasta la bandera a cuadros. La frutilla del postre la iba a dar Ciantini, que avanzó y terminó 3º, en lo que fue su regreso a los primeros planos tras mucho tiempo. Por su parte, Spataro terminó 5º por detrás de López, por lo que nada menos que cuatro GTX ocuparon el “Top 5” final.

Aquel 3 de julio Dodge logró el 1-2-3 por primera vez en 23 años, dejando atrás el recuerdo de Vicente Pernía, Eduardo Saenz y José María Romero copando el podio el 20/03/88 en Buenos Aires. Además, tanto el motor del auto de Castellano como los de Angelini y Ciantini eran preparados por Oscar Castellano, lo que le dio al éxito de la marca una relevancia aún mayor. Por último, se trató del segundo de los tres triunfos del “Tati” en el TC.

¿Cuál de estas cinco victorias considerás la más importante? ¿Creés que faltó alguna? ¡Agregala en los comentarios!

Fuentes consultadas: Historia TC, Carburando y Automovilismo Para Todos.

Juan Manuel Cardozo recomienda

Contanos que opinas