Vendé tu auto
Test drive

Manejamos en Argentina los VW ID3 e ID4 eléctricos

La marca está preparando todo para el desembarco en el país de sus modelos a baterías. Todavía falta, pero antes manejamos sus modelos eléctricos.

Manejamos en Argentina los VW ID3 e ID4 eléctricos

Invitados por Volkswagen Argentina, nos dirigimos a una pista de pruebas a manejar los dos primeros modelos de la familia eléctrica de VW, el ID.3 y el ID4.

Ambos modelos se basan en la nueva plataforma modular MEB que coloca las baterías en el piso y entre los ejes y el motor en el eje posterior (¡sí son tracción trasera!). La base permite distintas capacidades de batería e inclusive colocar u segundo impulsor adelante para tener cerca de 300 cv y tracción total.

Ficha técnica VW ID.3

  • 204 cv y 310 Nm
  • Batería 58 kWh
  • Autonomía 420 km (ciclo WLTP)
  • Velocidad máxima: 160 km/h
  • 0 a 100 km/h: 7,3 segundos

Ficha técnica VW ID.4

  • 204 cv y 310 Nm
  • Batería 77kWh
  • Autonomía: 520 km
  • Velocidad máxima: 160 km/h
  • 0 a 100 km/h: 8,5 segundos

La batería se puede recargar de distintas maneras. Con un sistema rápido, de los que estarían en espacios públicos como estacionamientos y estaciones de servicio, requeriría de 30 minutos para agregar un 80% de batería. Usando un WallBox en el hogar, llenar “el tanque” tomaría cerca de 8 horas.

Ya te mostré como son los VW ID.3 e ID.4  en persona, ahora vamos a centrarnos en la experiencia de manejo en este brevísimo, pero interesante, contacto de manejo que además nos dejó ver algunas de sus tecnologías de seguridad.

Contacto de manejo ID.3 e ID.4

Hay algo común en ambos modelos y es que el motor está en el tren posterior y esto tiene distintas implicancias:

  • El piso de baúl es algo alto y no hay rueda de auxilio.
  • El capot delantero esconde distintos componentes como fluidos y radiador
    (sería un buen lugar para poner la rueda de repuesto, como en los viejos FIAT)
  • La dirección no está alterada por el torque
  • El radio de giro es ultra cerrado (míralo en el video)

Lo primero que llama la atención es la selectora de “marcha” un cono rotatorio que sale del cuadro de instrumentos donde elegís adelante, adelante con frenado regenerativo, marcha atrás y Parking en un botón central.

Pisalos fondo desde 0 km/h y la respuesta no es de un deportivo, pero como buen eléctrico te pega el “nucaso”inicial. Acá tenemos 204 CV, pero sobre todo 310 Nm, torque más bajo que los 350 Nm del GLi, pero de entrega casi instantánea y plana.

El cuadrito de instrumentos es una pantalla relativamente pequeña, está unida a la columna de dirección con lo que se mueve a la par del volante, y da mucha información, eso sí, olvídate de los diales, agujas y/o cualquier imitación de estos. Las pantalla principal es grande, te da todo tipo de información, pero sobre todo respecto de autonomía y recarga regenerativa.

Algo curioso es que todo en los ID.3 e ID.4 es táctil, desde la superficie para abrir y cerrar la cortina del techo panorámico, luces, botones del volante (vibran cuando los tocás) hasta el encendido de las luces.

La dirección se siente precisa, el equipo de frenos pareció correcto y el sonido interior brilló por su ausencia.

En el caso del ID.4 probamos la función de regeneración más agresiva. A baja velocidad trabaja como un rebaje o ir frenando por lo que, cuándo le tomás la mano, podrías usarlo prácticamente como freno a bajas velocidades.

En el ID.3 probamos lo que VW llama Travel Assist que reúne las típicas ADAS con mantenimiento y centrado de carril, y control de crucero adaptativo (entre tantos) pero suma algo interesante. Al ser asistencias ala conducción, el auto está muy atento a que no sueltes el volante, y si nota que no lo hacés por un rato, entiende que te pasó algo y empieza un procedimiento de emergencia:

  • Primero: te avisa que agarres el volante en la pantalla
  • Segundo: te avisa de manera sonora

(Hasta acá más o menos todos los autos con ADAS funcionan igual)

  • Tercero: te da unos tirones con el cinturón de seguridad
    (aún sabiendo que iba a pasar me alertó)
  • Cuatro toca 3 veces la bocina, prende las balizas y pierde velocidad hasta que detiene
  • Quinto: llama al 911

Según nos informaron en la marca, si esto sucediera en una autopista con autos, el modelo usa todos sus sensores para no frenar del todo evitando que te choquen de atrás, y tratando de cambiar de carril hasta llegar a un lugar donde pueda frenar.

Algo que me llamó la atención fue el HeadUp Display que es casi realidad aumentada por su tamaño, pero también por todo lo que informa, incluyendo las líneas verdes cuándo el sistema de mantenimiento de carril entra en acción.

Algo curioso es el tamaño de las llantas, con 20” en el ID.3, un auto con medidas entre un Golf y un Polo, que deja un perfil muy bajo de cubierta. Destinado a tener menor resistencia al rodamiento, quizás la marca deba aumentar el perfil de caucho para que sobreviva a nuestro asfalto.

¿Cuándo vienen los ID.3 e ID.4 a Argentina?

Si bien se deslizó alguna fecha, lo estrictamente cierto es que en Volkswagen Argentina tiene todas las intenciones de hacerlo lo antes posible, pero no tienen forma de definir aún fecha (incluyendo año).

La marca está trabajando ya en la instrucción de su personal, pero también en infraestructura de recarga y con dotaciones como Bomberos de la zona para poder atender a estos autos si sucediera algún accidente. ¿Estarán pensando en probar los autos por Pacheco, donde está la planta de VW Argentina? 😉

¿Crees que estos autos funcionarán en Argentina? Como siempre, los comentarios de Autocosmos son un lugar de diálogo, por eso dejá tu opinión sin agredir y con argumentos.

VW ID.3 e ID.4 Al volante

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas