Vendé tu auto
Autos clásicos

Renault Twingo, el chiquitín cumple 30 años

Lanzado en 1992, marcó un importante precedente en el mundo de los city cars, con un diseño tan práctico como jugado.

Renault Twingo, el chiquitín cumple 30 años

Hoy les voy a hablar del Renault Twingo, modelo que está cumpliendo 30 años. Mostrado al mundo por primera vez en el Salón de París de 1992, se destacaba por su diseño simpático y colorido, con formas redondeadas e interior funcional, que solo podían ser fruto de su tiempo, los años 90, época en la que aún los autos tenían identidad y personalidad propia, no trataban de ser sumamente agresivos ni tampoco de ser todo a la vez.

Renault Twingo: Los inicios

El W60 de Gandini.

La historia del Twingo es muy particular, porque resultó de un proyecto que estuvo por cancelarse y que necesitó de que se tomaran ciertos riesgos. De hecho, el plan no era hacer un city car, sino buscarle un reemplazo al Renault 4 y que oficiara de modelo de entrada a la gama. Por lo tanto, al proyecto se lo bautizo como VBG (Véhicle Bas de Gamme, "vehículo base de gama" en francés), mismo en el que se trabajaría para generar un auto más accesible de lo que en ese momento proponía el R5. Varios modelos se crearon desde 1981 hasta 1985, pero no lograron grandes consensos en la marca. 

En algún momento, en el que Renault no sabía hacia que lado ir, el proyecto quedó estancado con el nombre W-60, junto a algunas propuestas. Luego, la fortuna del Twingo cambió cuando Renault contrató a Patrick Le Quément, quien asumiría como el nuevo director de Diseño de Renault, sucediendo a Gaston Juchet, quien técnicamente era ingeniero (a pesar de que hizo carrera como asistente del brillante Robert Opron). Juchet hizo bastante por Renault, incluyendo la introducción del sistema CAD y también abriéndole las puertas a otros conocidos diseñadores, especialmente italianos, como por ejemplo Marcello Gandini, para refinar algunos detalles y también para que pudieran presentar sus propuestas.

¿Por qué se estancó el proyecto VBG? ¿Por qué llegó Le Quément?

Bocetos. A la izquierda, el interior del Twingo por el equipo de Le Quément. A la derecha, una de las propuestas de Juchet.

Como bien se sabe, los diseños de los autos se planifican y se "congelan" años antes de que se fabriquen. Hacia finales de los 80, Renault no la estaba pasando bien. El plan con Le Quément era sacar a flote a la marca, para comenzar la nueva década con una nueva propuesta en materia de diseño, que incluya rasgos bien propios de la identidad francesa. Por su parte, Le Quément fue exigente y le pidió a la marca cambios de fondo en su linea de trabajo. Por ejemplo:

  • El departamento de diseño ya no respondería directamente a ingeniería
  • Sumar diseñadores y perder asistentes de ingeniería
  • Tener voz y voto en el directorio
  • Él como director solo respondería al CEO de la empresa, que en ese entonces era Raymond Levy.

Con todo esto, Le Quément pudo darle algo muy importante a Renault: identidad de marca, un concepto global que hiciera coherente el branding, los productos y que se pudiese hablar del concepto "Renault Design".

El Twingo, nuevamente en marcha

Más bocetos del Twingo, aunque cada vez más acercandose a su propuesta final.

A Le Quément le pusieron el proyecto X-06 en su escritorio. Junto a los distintos desarrollos hechos hasta aquel momento, le fueron entregadas dos maquetas finalizadas. Una, firmada por Gandini y llamada "W60 Concept" y la otra, diseñada por Juchet. Las maquetas presentaban un modelo muy curioso: una especie de city car, con forma de cuña y de dos puertas. Le Quément creyó en el concepto y trabajó mucho en llevar esta propuesta a la realidad, considerando que además Renault había lanzado el Espace, un modelo pionero dentro de las minivanes. O sea, este auto sería algo así como un Espace pero de dos puertas, muy chico y para cuatro ocupantes.

Con un presupuesto disponible muy bajo, de apenas 700 millones de dólares, el proyecto del Twingo se definió en 1988, con el trabajo de exterior e interior delegados a Jean-Pierre Ploué y Gérard Gauvbry, aunque el mismo Le Quément fue el que definió dos temas importantes: su distancia entre ejes, más grande que la del Clio, y, por supuesto, el frente del auto.

En palabras recogifas por el medio Fast Company, el mismo Le Quément cuenta algunos entretelones de lo que fue su relación con Renault y da cuenta de lo que opinan muchos en la industria sobre él, quien privilegia proponer un auto con carácter, que genere amor y odio, antes que un modelo "tibio", que no demuestre ni genere nada. Lo que pasó con el Twingo fue lo que quería Le Quément, ya que, como podrás imaginar, todos los ejecutivos quedaron "patas para arriba" cuando vieron la maqueta final, lo que derivó en que se le pidiera que disminuya un poco la extravagancia de su propuesta.

Le Quément cuenta que le mandó una nota a Levy, diciendo que "el mayor riesgo es no tomar ningún riesgo, y te pido que votes por una propuesta con diseño instintivo en lugar de ponerte del lado del marketing extintivo". Y Levy aprobó.

Renault Twingo: El debut

Twingo es una mezcla de tres palabras: Twist, Swing y Tango.

El Twingo se presentó en el Salón de París con mucho éxito, ya que allí sumó 2.240 reservas instantáneas. Gracias al Twingo es que Le Quément y su equipo pudieron trabajar exitosamente en volver a hacer de Renault una marca relevante en su diseño. No solo trabajaron libremente en más de 20 prototipos, sino que se les debe modelos como el Megane, el Scenic, el Kangoo, el Laguna, las generaciones noventeras del Espace y los revolucionarios Megane II, Avantime y Vel-Satis.

¿Qué hace al Twingo tan especial?

El Twingo debía un city car lúdico y práctico, accesible y deseable. Con las ruedas en sus extremos y su diseño tipo monovolumen, lograba ser aerodinámico, luminoso, moderno y espacioso a la vez. Sus asientos traseros podían desplazarse hacia adelante o hacia atrás para maximizar el espacio de carga o el confort de los pasajeros. Su consola remitía a todos los city cars de los 80, más de bandejas y repisas que de guanteras, pero todo con formas redondeadas, botones ergonómicos, detalles verdes e, incluso, un cuadro de instrumentos digital muy compacto.

El Twingo era impulsado por un pequeño motor de 1.15L que erogaba 60 CV, y que después evolucionó a una unidad con 16 válvulas y 75 CV, además de una segunda variante con motor 1.2. Logró tres estrellas en las pruebas de Euro NCAP y se fabricó en Francia, Taiwán, España, Colombia y Uruguay.

Al margen de su simpático rostro, otro detalle importante del Twingo era su propuesta estética, porque el auto debutó con una única versión y cuatro colores: amarillo, verde, rojo y azul, más un tapizado estampado azul con detalles de otros colores. En el camino, fueron lanzándose variantes, ¡y hasta un modelo descapotable!, además de más colores y un par de facelifts, que modernizaban las luces y el equipamiento, al incluir posavasos, aire acondicionado, elementos de seguridad más modernos, transmisión automática, llantas de 14" y más.

La primera generación del Twingo se fabricó hasta el 2007, produciéndose 2.478.648 unidades. De todas maneras, la producción en Colombia se extendió hasta el 2012, por lo que en total se fabricaron 2.6 millones de Twingo. Aquella generación nos hacía recordar un poco al Mini, en la idea de maximizar el espacio interior. Claro que hay otros referentes directos e indirectos del Twingo, como por ejemplo el Honda Today (referencia confirmada por Jacques Cheinisse, Gerente de Producto de Renault en esa época). 

El Twingo después del Twingo

El modelo se extendió por dos generaciones más. La segunda (2007) trataba de respetar algunos elementos del modelo original, alineándose con el lenguaje de diseño vigente de Renault. Por supuesto que ya no tenía la simpatía de antes, al margen de que su diseño era más deportivo y su propuesta igual de funcional que en el original.

La tercera generación (2014) se desarrolló en conjunto con Daimler y sobre la base del Smart Fortwo. Contaba con cuatro puertas, ningún rasgo identitario del Twingo original y, como punto clave de su desarrollo, fue concebido desde un inicio para adaptar un motor eléctrico, idea que resulto demasiado vanguardista para su época y que solo sirvió de utilidad hacia el ciclo final del modelo, puesto que en el 2020, Renault le dio forma al Twingo Z.E. (o E-Tech, posteriormente), llegando muy tarde al segmento de los city cars eléctricos.

El mismísimo Luca De Meo, CEO de Grupo Renault, señaló que el Twingo dejaría de producirse, producto de las normas Euro 7 y por la poca rentabilidad que le suponía el modelo, al lado de los esfuerzos que estaban haciendo por otros lados. De hecho, el Twingo E-Tech compite con el Kwid E-Tech, y además será opacado en estilo por el futuro Renault 5 EV, que también debería reemplazar al Clio.

Renault Twingo en Argentina

FOTO

El Renault Twingo se llegó a vender en Argentina hacia finales del siglo pasado, por lo que al país arribó únicamente su primera generación. El lanzamiento en el mercado nacional tuvo lugar en 1994, cuando se lo comenzó a importar de Uruguay, y finalizó su comercialización en 2003 

Ahora te toca a vos: ¿Qué opinás el Renault Twingo? Compartí tu respuesta en los comentarios, siempre con respeto.

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas